Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
December 2005
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Archives

Corrupcion y comunismo

Corrupción y comunismo

Adolfo Rivero Caro. Libertad Digital, España, 27 de diciembre de 2005.

se ha mostrado tan alarmado ante la magnitud de la corrupción en Cuba que ha llegado a calificarla como una amenaza a la supervivencia de la revolución. “Si alguien destruye esta revolución -ha dicho Castro- no va a ser ningún enemigo externo, vamos a ser nosotros mismos”. Creo que estas alarmas justifican algunas observaciones.

En primer lugar, es pertinente recordar que, según la teoría marxista-leninista, es decir, según la invariable orientación ideológica de la revolución cubana, la fuente de todos los males sociales -pobreza, corrupción, delincuencia, prostitución, etc.- está en la propiedad privada de los medios de producción. Según la ideología de la revolución, al acabar con los propietarios privados de los medios de producción -los burgueses, los empresarios- se acabaría con la última clase explotadora. Se acabaría, por decirlo así, la protohistoria y empezaría la verdadera historia de la humanidad, donde los hombres crearían su futuro de manera organizada y consciente. Liberados de la ”anarquía del mercado”, la producción se desarrollaría de manera totalmente planificada y racional. Liberados de la explotación, los hombres producirían para sí mismos, lo que provocaría una elevación vertical de la productividad del trabajo.

Las riquezas sociales fluirían así de manera incontenible. Tanto, que no tendría que darle a cada trabajador de acuerdo a lo que produjera, sino de acuerdo a lo que necesitara. Todos tendrían sus necesidades -materiales y espirituales- espléndidamente cubiertas. En esas condiciones, según planteaba León Trotsky en sus ensayos de Literatura y revolución, el hombre promedio alcanzaría los niveles de un Aristóteles o un Miguel Angel y, sobre esa base, se alzarían nuevas cimas de la humanidad. Ese era el sueño comunista que fascinó a muchos de los más destacados intelectuales y artistas del mundo entero.

Es, por consiguiente, totalmente legítimo preguntarse: ¿no fueron expropiadas y expulsadas del país las empresas imperialistas desde hace casi 45 años? ¿No sucedió lo mismo con los empresarios nacionales? Pero, ¿no eran ellos los responsables de la pobreza, la corrupción, la delincuencia y la prostitución? ¿De dónde sale entonces la pobreza, la corrupción, la delincuencia y la prostitución masivas que existen en la Cuba de hoy, en la Cuba revolucionaria? Primero se le echó la culpa a la pequeña propiedad remanente en Cuba. Fue la llamada ”ofensiva revolucionaria” de 1968, el ”asalto contra el Cuartel Moncada de la pequeña burguesía”. Eso, por supuesto, sólo hizo empeorar las cosas. Luego vino el puente del Mariel, donde, 20 años después del triunfo de la revolución, el país iba a poder liberarse finalmente de ”la escoria” que, de alguna manera, había sobrevivido dentro de la cubana. Castro llegó a vaciar las cárceles, enviando una cantidad masiva de delincuentes cubanos a en un acto de agresión sin precedentes. Como sabemos, las cárceles de la isla quedaron semivacías. Pero las cárceles, por supuesto, se volvieron a llenar rápidamente y la revolución se ha visto ante la implacable necesidad de construir más prisiones.

Ahora, 20 años después del Mariel, Castro nos dice que una masiva y generalizada corrupción amenaza la existencia misma de la revolución. En efecto, nunca ha habido en Cuba tantos indigentes, tantas prostitutas, tantos delincuentes, tanta callejera y tanta corrupción gubernamental. Nada, por cierto, exclusividad de la isla caribeña. Todos los países del antiguo imperio soviético se vieron afectados por los mismos males. En todos ellos, empezando por la Unión Soviética, hubo que enjuiciar por ladrones a destacadas figuras del . Como sucede, exactamente igual, en la comunista de hoy. La realidad ha destruido un mito ideológico. Es inevitable llegar a la conclusión de que el comunismo ha sido el generador de todos esos males sociales. Además de haber creado una sociedad asombrosamente ineficiente.

Contaba una vez Ronald Reagan que en cierta ocasión un médico soviético pudo comprarse un automóvil. Estuvo dos horas llenando los papeles con un funcionario. Al final, éste le dijo que volviera a recoger el automóvil ese mismo día pero dentro de 10 años. El médico asintió sin pestañear y le preguntó: ¿Por la mañana o por la tarde? Estupefacto, el funcionario le dijo, “Camarada, si va a tener que venir dentro de 10 años, ¿qué puede importarle que sea por la mañana o por la tarde?” A lo que el médico le respondió: “Es que el plomero viene por la mañana”.

Bajo el comunismo, corrupción e ineficiencia van de la mano.

© AIPE

Adolfo Rivero Caro es analista político y columnista de El Nuevo Herald.

© Copyright Digital SA. Conde de Aranda 8, 28001 Madrid.

http://www.cubanet.org/CNews/y05/dec05/27o9.htm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *