Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
October 2007
M T W T F S S
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archives

Puede estudiarse la corrupción de Cuba?

¿Puede estudiarse la corrupción de Cuba?
2007-10-27
Por Carlos Manuel Estefanía.
Director de CubaNuestra

A los cubanos se les habla, en los medios o desde las cátedras, mucho de
la tradición de corrupción nacional, del latrocinio, la prevaricación y
del resto de los males que hundieron la República. En general se les
trata de la corrupción del pasado o la que pueda practicarse entre los
exiliados. Ciertamente, se reconoce la presencia de casos "aislados" de
esos males en el presente, los que se explican como rezagos de antaño, o
males menores provocados por la reciente apertura al y la
inversión extranjera, y que nada tienen que ver con la naturaleza de una
revolución tan puritana, como en principios, se presentó la cubana.

La verdad es que esos males, de los que ya se debatía, acaloradamente
en la prensa colonial. Emergen inevitablemente allí donde una burocracia
mal controlada admistra la riqueza pública, como ocurría entonces. Pero
en Cuba, la burocracia ha crecido como nunca antes en su historia,
actuando hoy con un nivel de opacidad, desconocido, incluso en los
tiempos del dominio de España, al menos en las últimas décadas, donde
los periódicos y los partidos permitidos condenaron permanentemente ese
flagelo.

La corrupción de Cuba pues nació en la colonia y sobrevivió la
república y pervive en el modelo imperante, supuestamente socialista, en
una que, aunque la combate con leyes mucho mas severas, por
ejemplo aplicando la pena de muerte, como en el caso Ochoa, no está en
condiciones de reflexionar libremente sobre ella. Quienes si pueden
hacer esto, son los investigadores Sergio Díaz y Jorge Pérez-López,
autores del libro Corruption in Cuba. Castro and Beyond, of
Texas Press, 2006. Una obra útil para todos aún cuando se escribe desde
la perspectiva, a todas luces ideológizada, de que Cuba se encuentra en
tránsito hacia una sociedad con economía de Mercado, como aconteció en
el resto de los países socialistas.

Basándose no solo en declaraciones de desertores o de enemigos políticos
del sistema, sino en lo que la misma prensa o voceros oficiales dice
sobre los casos de corrupción en la isla, estos investigadores han
podido elaborar un texto bastante acertado en el cuadro que nos dibuja
de la sociedad cubana. Los estudiosos no tienen reparos en abordar las
raíces presocialistas de la corrupción cubana, además de se atreverse a
pronosticar lo que acontecerá con este fenómeno en un futuro postsocialista.

Leyéndolo, aquel que se interese por conocer mejor la sociedad cubana
aprenderá como se estructura y cono funciona en cada campo, por ejemplo
el de lo militar, la , o los medios de comunicación la corrupción.
Quedando demostrado así, que, aunque sea a distancia, cuando se posee un
buen instrumental de análisis, la corrupción cubana puede ser estudiada,
si se sabe procesar el material informativo que sobre ella existe.

Si el lector se opone al régimen cubano encontrará en este libro
material de sobra tanto para su lucha propagandística, como para diseñar
una política que frene la corrupción que vendrá en caso de que él y los
suyos lograran desmanterlar el comunismo cubano. Por el contrario si es
un socialista, conocerá de los modos en que sistemáticamente son
violadas las leyes socialistas por las que, supuestamente, se rige el
sistema cubano, tendrá un instrumento de primera mano para luchar contra
estas violaciones, y por tanto, enfrentar la corrupción que tarde o
temprano, como reconocen los propios líderes cubanos, puede dar al
traste con el sistema imperante en la isla, del mismo modo que lo hizo
con el modelo económico y social precedente.

Es como quiera que se mire, y aunque no se parta de la filosofía de
los autores, un libro necesario.

http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=9817

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *