Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
September 2013
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Translate (from Es)
Archives

Contrabando de Bucaneros, La cerveza

Contrabando de Bucaneros, La cerveza
septiembre 26, 2013
Osmel Almaguer

HAVANA TIMES — La cerveza Bucanero estaba adulterada. Carecía de espuma,
tenía mal sabor y a mi amiga le ocasionó un fuerte dolor de cabeza. Creo
que no volveremos a comprar más nada en el quiosco de 23 y G; dada la
mala atención que recibimos y la suciedad imperante.

Cuando uno cuenta estas cosas, pareciera que no fuera noticia. Son tan
usuales hoy en día que llega a sonar redundante. Pero no nos debemos
cansar de denunciar lo que al fin y al cabo no es otra cosa que un abuso.

Si pagas un CUC por una cerveza tienes derecho a ser bien atendido por
el dependiente, con amabilidad, con atención, y no con displicencia y
desgano.

Cuando llegamos, solicitamos la atención de alguno de los dos
dependientes detrás del mostrador con la mirada. La mujer parecía estar
inventariando la mercancía, como si hubiera acabado de recibir el turno,
mientras un muchacho bastante más joven contaba una gran cantidad de
menudo sobre una nevera, sentado frente a ella.

Nadie nos atendía. Mi amiga tuvo que llamarlos. Entonces el muchacho
levantó la vista y sin dejar de contar las monedas nos dijo: “díganme”.

?¿La cerveza está fría, por favor?

?Sí.

?¿Tienen vasos para tomarla?

?Siéntense en una de las mesas.

A los dos minutos aparece el muchacho con una cerveza Bucanero para mi
amiga y una Cristal para mí, pero sin los vasos. Abrió las dos latas con
un gesto donde sus dedos parecían entrar en la boca de la lata y
embarrarse un poco con la bebida.

Entonces mi amiga, que viene de un país que aunque tiene sus problemas,
como todos, cuida hasta el extremo la higiene en los servicios de venta
de alimentos y bebidas, no resistió más y explotó.

Como único resultado del sermón, el muchacho, con cara y voz de
monaguillo, espetó la frase: “yo les consigo unos vasos”.

Pero apareció con unos de cristal que se notaban sucios, como si en
ellos hubieran tomado muchas veces sin haberlos lavado. ¿No es cierto
que el cólera anda por ahí?

Luego mi amiga prueba la cerveza y casi la bota. Además de que no hacía
espuma, tenía mal sabor y estaba caliente. La Cristal estaba un poco
mejor, pero igual de caliente.

Entonces la mujer que acompañaba al muchacho, que parecía la jefa de
turno pues estaba aún más mal encarada que él, le ordenó que no vendiera
más cerveza Cristal, que al que viniese le dijera que solo había
Bucanero. De más está decir que las neveras estaban atestadas de ambas
marcas.

¿Habría oído mal? ¿No debía ser al revés? ¿No debía retirar una
mercancía que estaba mala? ¿Por qué intentaba que se vendiera la
Bucanero aguada? ¿Para joder a los clientes? ¿Para hacer contrarrevolución?

No. A ella todas estas cuestiones le daban igual. Quería vender la
mercancía que había sido repuesta por ella. Les cuento esto con toda
seguridad porque sé que es el modus operandi en estos casos. Lo observé
de primera mano cuando era custodio en Guanabo.

Compran varias cajas de origen dudoso a menos precio y las venden para
quedarse con la diferencia de dinero.

Como sucede en otras esferas, esto también es un secreto a voces y nadie
lo arregla. Esto puede ser motivo para que me cuestionen a mí, pero a
ellos no. En fin, que forma parte del absurdo.

Ah, y por si esto lo estuviera leyendo alguien con buenas intensiones;
todo ocurrió el 17 de septiembre pasado, a las cinco y tanto de la
tarde; de una tarde como otra cualquiera.

Source: “Contrabando de Bucaneros, La cerveza” –
http://www.havanatimes.org/sp/?p=90848

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *