Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
October 2013
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Archives

Los CDR 2013

Los CDR
[08-10-2013]
Carlos Millares Falcón
Analista Político y Director del Centro de Estudios Políticos y Sociales

(www.miscelaneasdecuba.net).- Los CDR es una organización de espionaje
montada por el Gobierno para controlar y recibir información de la vida
de cada uno de los habitantes de esta isla; desde sus inicios ésta ha
sido su principal tarea, a lo largo de todos estos años sus “ejecutivos”
han vigilado a cada uno de sus vecinos hasta en sus asuntos más íntimos.
Los CDR, siglas por las cuales se conoce a los Comités de Defensa de la
Revolución, fueron fundados desde el mismo principio de la Revolución
por el exgobernante Fidel Castro; con el objetivo de, y cito “defender
la Revolución” se convirtieron en los ojos y oídos de la Seguridad del
Estado; a través de su famosa Secretaría de Vigilancia, la cual era
dirigidas por oficiales del DSE, su principal tarea era, vigilar a todos
los vecinos del lugar donde estuvieran enclavados y reportar cualquier
hecho que pudiera ser considerado “una actividad enemiga”.

Recientemente el Sr. Presidente de Cuba ha hecho varios llamados a
combatir las “ilegalidades” y otros actos de “indisciplina social”. No
cabe duda acerca de las intenciones que tiene de revitalizar la faceta
más odiada por la población; de las que realiza esta organización, que
es “CHIVATEAR” a todo aquel vecino que a su alrededor cometa; según
ellos, “cualquier acto que dañe a la Revolución”.

Con la caída del Campo Socialista y la debacle económica y social en que
está sumida Cuba; los CDR han perdido también mucha de su efectividad en
este aspecto que comentamos. Sus miembros más destacados y
recalcitrantes, han envejecido al igual que los históricos y están
sometidos a todas las penurias de la población, por lo que han dejado de
tener una actitud beligerante con relación a las formas en que la
población ha tratado de enfrentar las dificultades económicas y si bien
muchos conservan sus cargos en la Organización, se hacen los de la vista
gorda con todo lo que pasa a su alrededor y muchas veces se benefician y
hasta participan de ellas.

Esta situación ha conllevado a que la cantidad de informaciones que
subían desde los CDR a las diferentes instancias del Gobierno haya
disminuido y en muchas ocasiones no se “reporten” las actividades que
pudieran ser tildadas como “delictivas” o “en contra de la Revolución” y
aun más no brindan a los oficiales que tocan a sus puertas; en busca de
informaciones, la ayuda que ellos quisieran, desinformándolos o
diciéndoles todo lo contrario a la verdad, con relación a una situación
específica, evitando perjudicar a sus vecinos.

Ya no es la época donde los cubanos creían en la Revolución y en la
posibilidad de ser atacados por “la potencia más poderosa del mundo” y
la necesidad de defendernos de los ataques de los enemigos externos o
internos que querían destruir nuestro País; nadie más que las acciones
descabelladas del gobierno, la falsa moral de sus líderes, la corrupción
existente entre ellos, la ineptitud de sus famosos cuadros para dirigir
la economía del país, el robo entronizado a los más altos niveles, la
“dulce vida” de los altos dirigentes y sus familias; mientras su pueblo
se muere de hambre, atacados por las epidemias que no se declaran,
carentes de la más elementan higiene comunal acabó con esta fe.

Los hombres y mujeres de hoy no profesan la confianza que le tenía en la
Revolución y en sus líderes e independientemente de todos los llamados,
planes etc. que pudiera instrumentar el gobierno para revitalizar los
CDR y su principal tarea, no cuentan dentro de la población con el apoyo
suficiente para que esto se convierta en una realidad, las nuevas
generaciones no son fieles a la Revolución y muchos practican la doble
moral de aparentarlo para no perder sus empleos o ser expulsados de sus
Centros de Estudios o perder cualquier otro beneficio que reciban.

Por mucho que se esfuerce el Sr. Raúl Castro y la camarilla que
desgobierna para su beneficio, el querer revitalizar su “agencia de
espionaje”; digo los CDR, el tiro le saldrá por la culata.

Source: “Los CDR – Misceláneas de Cuba” -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5253c5f03a682e04d4940f8b

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *