Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2013
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Translate (from Es)
Archives

De los cines en 3D al inodoro público

De los cines en 3D al inodoro público
Miércoles, Noviembre 6, 2013 | Por Miriam Leiva

MADRID, España, noviembre, www.cubanet.org -La autorización del
arrendamiento de los baños públicos (propiedad de los servicios
comunales) a cuentapropistas se legisla paralelamente con el cierre de
las salas de cine en 3D privadas. Los griegos, egipcios, romanos
idearon diversos tipos de inodoro hace miles de años. Claro está, su
comodidad, acceso al agua potable y hasta al papel higiénico dependía
del nivel del usuario en la escala social, pero la urgencia de las
personas en centros urbanos cada vez más poblados y la necesidad de la
limpieza para prevenir epidemias convirtieron los baños públicos en
sitios imprescindibles, distribuidos por todas partes.

Por tanto, los habitantes de la isla griega de Creta se sentirían muy
complacidos al leer ahora la Gaceta Oficial de la República de Cuba;
ellos que hacia el año 2000 Antes de Cristo tuvieron inodoros completos
con cisternas alimentadas por corrientes de agua, palancas que
controlaban el flujo del líquido y bajantes. Sin embargo, difícilmente
podrían imaginar las vicisitudes del pueblo para encontrar en la capital
de todos los cubanos y a lo largo y ancho del pequeño archipiélago
caribeño un sitio donde satisfacer necesidades tan elementales.

Se asquearían quienes tuvieron más de 144 letrinas públicas en Roma
hacia el año 100 Antes de Cristo, al entrar en un servicio público
isleño desbordado de inmundicias, sin agua ni bayeta para limpiar el
piso, y al buscar papel encontrar una hoja de periódico o una página de
El Capital u obras más recientes. En Cuba ya se había superado poseer
esas comodidades, deformaciones del capitalismo, que al parecer se han
redescubierto como imprescindibles para satisfacer las necesidades
funcionales de los seres humanos desde épocas remotas. Bienvenida pues
la actualización y la iniciativa de los trabajadores por cuentapropia.
La Resolución 5122013 del Ministerio de Finanzas y Precios regula todos
los detalles e impone los precios que ya algunos cubanitos emprendedores
habían establecido por su cuenta sin ganancias para el todopoderoso Estado.

Ese progreso vertiginoso explica la causa de la prohibición y cierre de
las salas privadas de proyección en 3D. Es muy pronto para facilitar a
los cubanos esas deformaciones del Siglo XXI, sin la legislación
correspondiente aprobada por el Consejo de Ministros y publicada en la
Gaceta Oficial de la República de Cuba.

Hay que recordar que los inodoros empezaron por las altas esferas y
después llegaron a la plebe. ¿Puede extrañar que se proscriba la venta
de ropa por los cuentapropistas? El Estado no puede hacer frente a esa
competencia, porque no oferta mercancías de moda y calidad, aunque sus
precios en sus tiendas en divisa son exorbitantes. Hay que conformarse
con la pacotilla oficial o jugarse muchos años de cárcel por la
compra-venta en el mercado negro de productos que muy probablemente
procedan de robos. Como resultado se estimula la corrupción y fomenta
la pérdida de valores desde la más temprana edad, epidemias que carcomen
la sociedad cubana desde hace varios decenios.

Con incredulidad y desesperanza, la población afronta las autorizaciones
y luego su prohibición. Mientras, continúa el alivio gubernamental con
la salida al extranjero de quienes han crecido bajo el lema ¨si no te
gusta, te vas¨, de lo contrario se exponen a la represión.

Habrá que esperar a que el Estado disponga de los medios y, sobre todo,
la voluntad, para ofrecernos cines en 3D. En tanto, ¡disfrute de los
inodoros públicos y vístase en la trapishopping!

Source: “De los cines en 3D al inodoro público | Cubanet” –
http://www.cubanet.org/articulos/de-los-cines-en-3d-al-inodoro-publico/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *