Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2013
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Translate (from Es)
Archives

Una autopsia económica al sistema cubano

Una autopsia económica al sistema cubano
C. MARTÍNEZ 08.11.2013 | 02:31

Invirtió toda su fortuna en abrir dos fábricas de pan y trece tiendas en
Cuba. Se convirtió en el primer empresario francés en crear un negocio
en la isla y hasta Fidel Castro inauguró su primera fábrica. Eso ocurrió
entre 1994 y 2007. Ese año, el gobierno cubano vio que había conseguido
demasiado poder, nacionalizaron su empresa, justo cuando Fidel Castro
cayó enfermo, y le echaron del país. Se instaló en Andalucía y, como sus
socios habían guardado algo de capital, pudo llevar el caso a la Corte
de Justicia de Londres. Como respuesta, el presidente cubano accedió a
pagar y devolverle parte de su capital. Pero firmó una cláusula de
confidencialidad por la que no puede hablar del dinero recuperado.

Esta es, resumida, la historia de Michel Villand, un empresario francés
que fue demasiado poderoso en Cuba y que ahora ha contado su experiencia
en el libro Mi socio Fidel Castro, en colaboración con el periodista
Francis Matéo, que hoy se presenta en el Club INFORMACIÓN.

«Es la primera autopsia económica del sistema cubano, un testimonio de
trece años vividos en el interior del sistema de un país», asegura el
fundador de Pain de París, nombre de su cadena de tiendas en La Habana,
que tras su marcha pasaron a llamarse Dulcinea. «Mi fuerza es que me ha
permitido llamar socio a Castro porque yo invertí mi dinero personal, no
era una empresa, eran los ahorros de mi vida, y eso puede servir de
muestra de lo que se debe hacer para sobrevivir en tiempos de crisis;
ahora estamos amargados por el momento que atravesamos, pero hace 55
años que Cuba está en crisis y el pueblo sobrevive y sufre».

Villand ve en el pueblo cubano «un ejemplo de la solidaridad que se debe
tener frente a las dictaduras; el mejor eslogan cubano que conozco es
que lo que no se comparte, se pierde». Recuerda que «trataron de
separarnos, de comprarnos, de atacarnos para que nos fuéramos, pero
nosotros luchamos contra el pesimismo y con valor demostramos a la
dictadura que éramos más fuertes que ellos; el libro, por eso, muestra
el afán por combatir la dictadura y la corrupción, incluso quisieron
pagarme para que abandonara a mis socios y yo siempre me negué a pagar
dinero negro a los políticos».

Este empresario narra que cenó cinco veces con Fidel y fue invitado a su
cumpleaños, incluso inauguró su fábrica, «porque consideraba que era
suya, ya que tuve que firmar como si fuera una empresa mixta, el 51% del
Estado cubano y el 49% mío; además yo pagaba 500 dólares al mes para
cada panadero y el gobierno les pagaba en pesos lo equivalente a 15
dólares, el resto se lo quedaba».

No obstante, de Fidel destaca que «es un seductor, con una inteligencia
excepcional; al contrario que otros dictadores entendió que para
ablandar a la democracia y para que su ego fuera reconocido en el mundo
entero tenía que destacar en el fomento de la educación, la salud, la
cultura y el deporte; a partir de ese momento ganó el corazón de los
europeos de izquierdas, además habla al pueblo con el corazón; le
respeto porque por una parte está cerca de su pueblo, Raúl es totalmente
diferente».

Michel Villand se quedó sin sus dos fábricas, una en La Habana y otra en
Cayo Coco, y trece tiendas. «Pensaron que yo era demasiado fuerte», afirma.

En la presentación de hoy, que dará comienzo a las 20 horas,
intervienen, además del autor del libro, el oficial de la Legión de
Honor Pierre Gurtler y el editor de la obra, Juan Ramón Roca.

Source: “Una autopsia económica al sistema cubano – Informacion.es” –
http://www.diarioinformacion.com/cultura/2013/11/07/autopsia-economica-sistema-cubano/1434547.html

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *