Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
February 2014
M T W T F S S
« Dec   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
Translate (from Es)
Archives

El debate sobre el bloqueo/embargo

El debate sobre el bloqueo/embargo
La ciudadanía tiene posiciones encontradas, pero también consenso
Marlene Azor Hernández, México DF | 06/01/2014 3:45 pm

A partir de enero de 2013, con la flexibilización migratoria, algunos
disidentes han podido salir al extranjero y en esta nueva posibilidad
han logrado con su gestión un apoyo muy superior de la comunidad
internacional hacia los Derechos Humanos en Cuba.
La invisibilidad de los opositores al interior del país y la campaña de
descrédito y lapidación moral llevada a cabo por el gobierno contra
ellos como “mercenarios del imperio” quedó definitivamente fracturada.
Esta nueva visibilidad ha reactivado el debate dentro de la comunidad
cubana sobre puntos centrales de la agenda de cambios ciudadanos.
Entre ellos, la discusión sobre la necesidad o no de levantar el
bloqueo/embargo como medida que facilita u obstruye el cambio hacia la
democracia. Como ya he señalado en otro momento el léxico es también un
aspecto importante de control social en el caso cubano. El término
“bloqueo” es utilizado por la dirección política del país y todos los
que respetan el discurso oficial. El término “embargo” es utilizado por
los que se distancian del discurso oficial y consideran las medidas
económicas contra el gobierno, como una serie de restricciones
económicas pero no la imposibilidad total de comerciar con EEUU, visto
la compra de alimentos y medicinas a partir de 2000, de manera masiva y
al contado.
El asunto del bloqueo/embargo ha sido tratado extensamente en la
literatura producida alrededor del tema Cuba. El enfoque ha sido desde
las políticas y contra respuestas entre los dos gobiernos involucrados.
Las políticas de asedio de EEUU hacia Cuba a partir del 1959, y las
respuestas del gobierno cubano frente a esas medidas.[1]
Es indudable que el problema del bloqueo/embargo no moviliza la agenda
gubernamental en la arena internacional hasta los años 90. Antes de esa
fecha y existiendo desde los años 60 el tema no fue debatido a nivel
internacional por el gobierno cubano gracias a los subsidios soviéticos
a la economía cubana por el período de 30 años.[2]
El ángulo de análisis que sugiero es el de inventariar al menos las dos
posiciones encontradas con relación al bloqueo/embargo en los activistas
independientes dentro del país. Se han pronunciado a favor del
bloqueo/embargo figuras importantes de los grupos opositores. Tal es el
caso de Berta Soler, presidenta de las Damas de Blanco, Antonio Rodiles,
coordinador de Estado de SATS, Daniel Díaz Ferrer, y Guillermo Fariñas
coordinadores de la UNPACU.
En un encuentro de Estado de SATS, Antonio Rodiles, Daniel Díaz Ferrer y
Guillermo Fariñas discuten sobre el tema.[3] Haciendo una evaluación de
la situación del país, con unas reformas de seis años que no avanzan
desde el punto económico ni político, acompañadas de un incremento
sustancial de la represión violenta contra los opositores, los tres
panelistas coinciden en señalar que el embargo de EEUU no se levante en
estos momentos sin condiciones, porque el gobierno se oxigenaría con
créditos frescos y un incremento sustancial del turismo norteamericano,
pero continuaría y aumentaría la represión y la violación de los
derechos humanos, privilegiando los estímulos económicos a los órganos
represivos, algo que ha estado haciendo en los últimos años.[4]
Para estos panelistas la falta de derechos políticos y civiles de hoy,
la falta de transparencia económica y política del gobierno, está
creando las mejores condiciones para construir un “estado fallido” donde
se afiancen los “cacicazgos”[5], la corrupción y se abra la posibilidad
de alianzas con el narcotráfico internacional y el negocio de trata de
personas.
Los tres panelistas reseñan periodos anteriores, a partir de los años
90, cuando el gobierno tomó una serie de medidas de apertura económica
hasta el 1997. En esta fecha, el gobierno cambia la política económica y
retrocede en las medidas aperturistas por contar con un nuevo socio
comercial: Venezuela. Con este país, establece una relación de subsidios
parecida a la del ex campo socialista aunque el intercambio comercial
sea de un 40 % y con el ex campo socialista fuese de un 85 %.
A lo que aluden los panelistas es a la inestabilidad de la política
económica del gobierno que demuestra determinada y acotada apertura
económica cuando no tiene recursos externos y vuelve a asfixiar y
suspender a los actores económicos, sean cuentapropistas o inversores
extranjeros, cuando cuenta con una solvencia económica otorgada por
algún país que lo subsidie.
Por otra parte señalan que el gobierno cubano ha sabido sortear el
embargo, no sólo porque compra alimentos y medicinas al contado a EEUU a
partir del año 2000, convirtiendo a este país en el quinto socio
comercial de Cuba, sino también porque a partir de otros países ha
comprado productos norteamericanos, burlando la legislación de ese país.
Ante esta experiencia, los tres activistas abogan por condicionar el
levantamiento del bloqueo/embargo, al cambio en la política de los
Derechos Humanos en Cuba y por eso la Campaña Ciudadana para exigir la
ratificación de los Pactos de Derechos Humanos, es la meta privilegiada
por la sociedad civil cubana según estos panelistas.
Los activistas que se oponen al bloqueo/embargo, y se manifiestan por su
levantamiento, fundamentan su reclamo en primer lugar en la ausencia de
resultados de esta política de EEUU contra Cuba en el medio siglo. Si
esta política intentaba asfixiar de hambre a la población y provocar de
esta manera una revuelta popular, no ha obtenido ningún resultado.
Argumentan que la penalización es contra la población porque el gobierno
no sufre las consecuencias del bloqueo/embargo. También fundamentan la
necesidad de levantarlo porque ha sido la justificación permanente para
impedir la crítica, el disenso, y castigar de manera permanente la
discrepancia.
Por otra parte también señalan el carácter extraterritorial de la ley
Helms-Burton porque penaliza la transacción de terceros países con
Cuba.[6] Una ley extraterritorial que además afecta la soberanía y la
autodeterminación de los países.
Aunque todos coincidan en afirmar que el bloqueo/embargo no es el primer
punto de la agenda de cambios, ni el problema mayor del país,
efectivamente son miradas encontradas sobre los costos y los beneficios
sobre mantenerlo o eliminarlo con la condición del respeto a los
Derechos Humanos, o levantarlo sin condiciones para eliminar todas las
justificaciones gubernamentales sobre los problemas de ineficiencia
económica y la falta de democracia en el país.
Todos coinciden que más importante que las variables externas es “el
bloqueo interno” del gobierno contra sus ciudadanos, que con sus
políticas demuestra su incapacidad de salir de la crisis de más de 23
años e incrementa la represión. En este “bloqueo interno” como el
problema más importante del país, existe el consenso de los activistas
de todos los signos políticos.

[1] Recomiendo los recientes análisis de Samuel Farber Cuba since the
Revolution of 1959. A Critical Assessment (Chicago, Illinois: Haymarket
Books, 2011) 126-130, y Ted A. Henken, Miriam Celaya, y Dimas
Castellanos en Cuba Latin America in Focus (California: ABC-CLIO, 2013)
121-124.
[2] Es interesante señalar que todas las experiencias de “socialismo
real” también desarrollaron en su política interna el síndrome de “la
fortaleza sitiada” como justificación para ahogar el disenso interno e
imponer la unidad monolítica solo sostenida sobre la base de la
represión más absoluta.
[3] Estado de SATS, FORA: Cuba contexto actual, en la página Web Por
otra Cuba, campaña y demanda ciudadana en
http://www.porotracuba.org/tag/unpacu/
[4] Café Fuerte describe la estrategia de construir edificios y
“ciudades” militares para otorgar vivienda a los funcionarios de las
Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior. Existen además, las
prestaciones especiales para estos grupos en alimentos, compras en
tiendas especiales de ropa calzado equipos electrodomésticos y lugares
de recreación de calidad y subsidiados. Estas prestaciones han sido en
todas las experiencias del “socialismo real” información que se
escamotea a la opinión pública, pero se filtra a través de la población
que vive cerca de estos lugares o que tienen relaciones de algún tipo.
Así mismo los salarios de los funcionarios de rango medio y superior
militares policiales y de la seguridad del estado son superiores a los
salarios de los médicos cubanos.
[5] Ver la entrevista a Fernando Rasvberg, en la cual habla de 800.000
hectáreas de tierra con riego “escondidas” por funcionarios estatales en
http://jovencuba.com/entrevistas/entrevista-a-fernando-ravsberg/
[6] La ley prohíbe a las filiales de empresas norteamericanas en
terceros países comerciar con Cuba así como también penaliza a las
empresas internacionales que comercien con Cuba y con los EEUU. Las
empresas deben decidir si comercian con EEUU o con Cuba, pero las que lo
intenten con ambos países están sujetas a represalias por parte de los EEUU.

Source: El debate sobre el bloqueo/embargo – Artículos – Cuba – Cuba
Encuentro –
http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/el-debate-sobre-el-bloqueo-embargo-316432

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *