Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
April 2014
M T W T F S S
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Translate (from Es)
Archives

En Cuba todos contamos

En Cuba todos contamos
MIÉRCOLES, 09 DE ABRIL DE 2014 00:36 ESCRITO POR RAMÓN DÍAZ MARZO

Cuba actualidad, Habana Vieja, La Habana, (PD) Observo como el General Presidente Sr. Raúl Castro Ruz se reúne con la Asamblea Nacional, y otras organizaciones de masas, donde diputados y delegados plantean los problemas que afectan directamente a sus provincias, municipios, comunidades, y todos aplauden, y se dicen entre sí que esos problemas serán inmediatamente resueltos. Pero en esas magnas reuniones los planteamientos comienzan y también terminan allí mismo, pues a la salida del Palacio de las Convenciones la vida nacional, con sus inoperancias, contradicciones, y corrupciones, continúa, como si la Asamblea y todo lo que se planteó en la misma nunca hubiera ocurrido.

¿Es tan difícil comprender que mientras la libertad que se le conculcó al pueblo cubano no le sea devuelta, ninguno de los males que nos aquejan tendrá solución?

Sé que hay muchos cubanos, a los que por ignorancia espiritual, les importa poco el crecimiento común de nuestra sociedad. Pero esa gran mayoría estúpida jamás podrá extraviarnos hacia un callejón económico sin salida.

Por supuesto que están los que sí saben muy bien el ABC que origina nuestros males, pero como viven por encima del bienestar general, no les importa que al final le sobrevenga a Cuba un Armagedón político.

¿Por qué el gobierno se preocupa tanto en impedir el libre mercado a pequeña y mediana escala?

¿Por qué el gobierno le teme a la posibilidad de que un cubano de a pie se convierta en un exitoso empresario?

El gobierno cubano siempre ve enemigos por todas partes y no termina de comprender que es él, en mayor medida, el principal enemigo del pueblo.

Los que sí nos han estado desviando hacia el incorrecto desarrollo de nuestra sociedad son los dirigentes de la Revolución y del Partido Comunista que durante más de medio siglo le ha impedido a los cubanos (individualmente) que ganen un lugar en la sociedad en el desempeño de sus habilidades independientes.

El peor enemigo del pueblo cubano han sido los propios dirigentes históricos, todos los cuales se han guiado por un manual sin sentido para el desarrollo de las reales necesidades de nuestra sociedad.

Ahora bien, como estoy del lado de las soluciones pacíficas, a esos mismos que nos condujeron a un modelo económico, que en vez de crecer, decreció, les ofrezco el beneficio de la duda, y espero que esta vez no se equivoquen y sepan encausar los caminos de la nación con sentido común para que el trabajo de restaurar al país con los nuevos relevos tenga una salida decorosa y nunca terminemos en las manos del caos financiero internacional.

Si nuestro mundo globalmente perece a causa de una crisis relacionada con los diferentes modelos económicos que hoy nos gobiernan, Cuba también caerá. Pero si la crisis internacional es pasajera y Cuba logra abrirse paso por entre las desigualdades sociales de nuestras sociedades, podremos mantenernos a salvo y con la frente en alto, y así no permitir que otros vengan a decirnos cómo debemos hacer las cosas cuando en sus propios países las brechas entre ricos y pobres y las injusticias sociales son demoniacas y van en contra de cualquier básico principio de la condición humana.

Con estas últimas palabras no estoy justificando a nuestros mandos superiores e intermedios que han vivido durante más de medio siglo a todo tren y trapo mientras el pueblo ha sido sometido y aplastado por el racionamiento (léase pobreza generalizada) y la usurpación brutal de sus libertades civiles.

Lo que digo es que si para Cuba hay esperanzas de un resurgimiento inteligente hacia la prosperidad económica, resurgimiento que tendrá que tener muy en cuenta los grandes errores que se cometieron en el pasado, se entienda que uno de esos grandes errores fue abolir la pequeña y mediana empresa, y la suspensión radical de las fundamentales libertades civiles. Y que se comprenda, de una vez y por todas, que mientras los medios de producción no regresen a las manos individuales de los trabajadores, no habrá desarrollo económico por mucho que se hable y se hable.

El desarrollo económico es un tema complicado, pero menos complicado será cuando le den libertad a los ciudadanos cubanos y el derecho a ejercer, pública y libremente, su derecho a disentir del gobierno.

En Cuba todos contamos y no hay que esperar a que sea el propio gobierno quien ejerza la autocrítica. Casi siempre, si esperamos a la autocrítica del gobierno, el techo se nos cae encima. Por eso, es fundamental que el gobierno de los Birán´Brother comprenda que una coalición nacional, entre el actual gobierno y los protagonistas de una oposición pacífica, es necesaria. De no ser así, los cambios en Cuba ocurrirán luego de un baño de sangre.

De manera que el gobierno no tiene que preocuparse tanto por los males que nos aquejan, como la indisciplina social. Cuando los medios de producción pasen a manos particulares, ningún inquilino de ningún edificio pondrá la música alta, porque sabe que el dueño del edificio lo botará para la calle. Y en los comercios menores, los empleados dejarán de robar, porque habrá un dueño del lugar que será en la vigilancia más eficaz que los inspectores del gobierno. Además, los que ahora son gerentes y administradores no tendrán ni podrán robar, porque el negocio o comercio será de su propiedad.

Así que vuelvo a preguntar, ¿por qué tanta preocupación del gobierno por las indisciplinas y la corrupción social cuando tienen la solución en las manos? Pongan en las manos del pueblo libremente la propiedad individual. Devuélvanle al pueblo la libertad de decisión que le quitaron y el Alto Mando del gobierno verá como el propio pueblo hará desaparecer las indisciplinas sociales y la corrupción generalizada que hoy soportamos.

No le teman más a la prosperidad personal de algunos individuos por encima de los otros. Las más fundamentales leyes del capitalismo continúan vigentes y no han podido ser superadas por la tan traída y manida conciencia humana.
El interés personal sigue siendo el motor impulsor de nuestra civilización, mas si logramos implementar mecanismos que reduzcan el egoísmo individual en aras del bien colectivo, estaremos en camino de una sociedad más humana y sostenible.

Para Cuba actualidad: ramon597@correodecuba.cu

Source: En Cuba todos contamos | Cuba noticias actualidad.Periodismo independiente. – http://www.primaveradigital.org/primavera/destacados/117-politica/10275-en-cuba-todos-contamos.html

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *