Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
May 2014
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Translate (from Es)
Archives

Quién traicionó a quién?

¿Quién traicionó a quién?
LUNES, 26 DE MAYO DE 2014 05:21 ESCRITO POR ROGELIO FABIO HURTADO

Cuba actualidad, Marianao, La Habana, El Vedado, (PD) En su número 238,
correspondiente a abril del presente año, la revista Palabra Nueva de la
Arquidiócesis de La Habana, incluye en sus páginas 34-36 un artículo de
su colaborador habitual Antonio López Sánchez, titulado Lecciones para
escribir el futuro, a propósito del cual me permitiré algunos
comentarios urgentes.

Se trata de una reseña del libro “Socialismo Traicionado (Tras el
colapso de la Unión Soviética 1917-1991)”, recientemente publicado en
Cuba por la Editorial de Ciencias Sociales, con un prólogo escrito,
desde su cárcel en el estado de Kentucky, por Ramón Labañino Salazar.
Sus autores son dos intelectuales norteamericanos al parecer nostálgicos
del régimen soviético, el historiador Roger Keeran y el economista
Thomas Kenny.

Califico de urgente mi texto, porque no he podido encontrar dicho libro,
y parto solo de lo expresado en su reseña por el Sr. López Sánchez.

Desde el mismo título, sus autores comulgan con la conocida
interpretación superficial y oportunista: El Socialismo pertenecía
esencialmente a la URSS, y fue “traicionado” por Gorbachov y su
Perestroika-Glasnost, palabras ambas suprimidas de la prensa oficial
cubana. El periodista López Sánchez parece compartir esa interpretación,
por lo menos, no toma distancia respecto a ella.

Es significativo que los autores norteamericanos remonten el surgimiento
de la llamada Segunda Economía a los tiempos de Nikita Jrushchov. Y la
definen como: “una amplia actividad económica existente al margen de la
economía principal, la economía socialista. En sus inicios, la Segunda
Economía se escondía detrás de las interpretaciones de la economía
social o Primera Economía Socialista. La Segunda Economía no incluía una
clase especial de personas, eran obreros y trabajadores agrícolas de la
Primera Economía que utilizaban parte de su tiempo en hacer dinero
marginalmente en actividades privadas legales o ilegales…”

Pese a que López Sánchez conoce de sobra esa pomposamente llamada
Primera Economía Socialista, por sufrirla desde hace muchos años aquí en
Cuba, no aclara que esas llamadas actividades privadas no han sido más
que las respuestas inevitables al fracaso asfixiante del totalitarismo
burocrático, que incluye su arbitrario manejo de la mal llamada
legalidad socialista, así como el éxito fatal de la supresión de
cualquier verdad en sus medios de prensa.

¿Alguien puede presentar alguna evidencia publicada en la prensa cubana
oficial que advirtiese acerca de ese cáncer que venía devorando a la
siempre bien amada hermana Unión Soviética? Mientras estuvieron
financiando nuestro brillante desempeño, ni palabra. Hasta en el texto
constitucional a 1976 la incluyeron sin ruborizarse.

Si de traiciones se trata, creo que ese permanente ocultamiento de la
verdad, merece ser investigado. En todo caso, cuando Mijail Gorbachov
llegó, el mal ya estaba hecho, prueba evidente de que el sistema
totalitario del Partido-Estado es una aberración, que solo beneficia a
una élite microscópica, mientras hunde en la miseria y la corrupción a
sectores y niveles cada vez más altos de la estrangulada sociedad mal
llamada soviética.

Los autores del libro afirman: “Mientras mayor llegó a ser la actividad
económica ilegal, mayor sería su interferencia con la economía legítima
y legal. Como la Segunda Economía implicaba robar tiempo y recursos del
sector socialista, invalidaba la eficiencia del socialismo”.

Puesto que López Sánchez no objeta nada, debo inferir que los pobrecitos
burócratas mandamases fueron víctimas de los infames traidores,
encabezados al final por ese diabólico agente comprado por Reagan y la
Dama de Hierro.

Le agradezco al colega llamar la atención respecto al referido Libro.
Trataré de dar con él en las librerías. Espero que no sea como el ya
comentado libro de Jorge Fornet, el hijo de Ambrosio: El 71. Un amigo
tuvo que irse a Artemisa para encontrar un ejemplar. Si lo encuentro,
volveré sobre él.

Entretanto, creo que la buena lectura del futuro tiene que comenzar por
la buena escritura del pasado.

Para Cuba actualidad: rhur46@yahoo.com

Source: ¿Quién traicionó a quién? | Cuba noticias actualidad.Periodismo
independiente. –
http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/10675-iquien-traiciono-a-quien-.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *