Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
July 2014
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

La batalla contra la corrupción en Cuba cumple cinco

La batalla contra la corrupción en Cuba cumple cinco
julio 3, 2014
Fernando Ravsberg*

HAVANA TIMES — La Contraloría General de la República cumple 5 años de
existencia y el aniversario se celebra junto con el juicio más
importante de corrupción, donde se solicitan duras penas de prisión para
destacados empresarios extranjeros y altos funcionarios cubanos.

El nombramiento de Gladys Bejerano al frente de la CGR dijo poco a la
mayoría de los cubanos pero despertó las alarmas de muchos políticos que
trataron de influir sobre el Presidente Raúl Castro para evitar que la
convirtiera en “zarina” de la anticorrupción.

Tras un lustro de actividad ya todos los demás empezamos a comprender
los resquemores del funcionariado. La Sra. Bejerano ha mandado a la
cárcel a ministros, viceministros, gerentes, directores,
administradores, empresarios extranjeros y muchos “hijos de papá”.

Señales no faltaron, incluso el Presidente Raúl Castro advirtió en un
discurso público que ningún cubano debería creer que está por encima de
la ley, en un mensaje que llevaba como claro destinatario a la clase
dirigente y a sus familiares.

La CGR era imprescindible para combatir la corrupción interna, un cáncer
que había hecho metástasis en todo el cuerpo de la nación, al punto de
que el propio Fidel Castro [en 2005] sintió la necesidad de advertir que
la revolución podía destruirse a sí misma.

A pesar de la escasa información que se brinda sobre la lucha
anticorrupción, este quinquenio deja claro que el flagelo es tan inmune
a la formación ideológica de los cuadros políticos y de gobierno como a
la ética empresarial de algunos millonarios extranjeros.

Los elementos que facilitan la corrupción

Cierto que no es problema exclusivo de Cuba pero en la isla tiene una
larga tradición, hasta Fulgencio Batista decía en 1951 que el peculado
era uno de los 3 grandes problemas del país y que “la crisis no existía
porque se cometieran delitos, sino porque quedaban impunes”.

Nada ni nadie podrá evitar que algunos se corrompan pero hay elementos
que lo facilitan. Un buen caldo de cultivo son la excesiva
centralización, la falta de control, la poca transparencia, la carencia
de una prensa fiscalizadora y los mecanismos burocráticos.

El gobierno promueve cambios en todos esos campos pero avanza con mucha
lentitud. Los propios ministerios van soltando a regañadientes sus
empresas y la apertura de cooperativas para sustituir algunas de ellas
se aprueban a paso de tortuga.

La enorme cantidad de empresas en manos del gobierno repercute
directamente en la falta de control sobre ellas y en la necesidad de
mantener un aparato burocrático gigantesco, armado de mecanismo que,
muchas veces, generan más dificultades que soluciones.

Se crean empresas para manejar a otras empresas como es el caso de las
importadoras, las que alejan al cliente final del proveedor y generan un
escalón más de posible corrupción. Los presos y destituidos en estos
lugares dan testimonio de que a veces es peor el remedio que la enfermedad.

Y como el Estado no puede ser juez y parte, la fiscalización de todas
estas actividades se hace muy difícil. En una empresa de alimentos que
conozco el ministerio del cual depende avisa con semanas de antelación
sobre la inspecciones “sorpresa” que prepara.

Algunos de los empresarios extranjeros intocables están ahora tras las
rejas por corrupción.
Tampoco se avanza mucho en el tema de la transparencia, imprescindible
si se pretende que la población participe de alguna forma en la lucha
contra la corrupción. Cuando la gente no puede exigir información a los
funcionarios se crean zonas de sombra que facilitan los delitos.

La prensa podría transparentar mucho pero los pasos que se han dado aún
son mínimos. Los funcionarios siguen creyendo que la pueden manejar a su
antojo, hace apenas unos días un periódico denunciaba que el director de
un hospital pretendió prohibirles escribir.

El trabajo de la Contraloría durante estos 5 años ha sido muy meritorio
pero el cáncer renacerá una y otra vez si la lucha contra la corrupción
no se acompaña de otras transformaciones sociales, económicas y
políticas en la nación.
—–
(*) Visita el blog de Fernando Ravsberg.

Source: La batalla contra la corrupción en Cuba cumple cinco – Havana
Times en español – http://www.havanatimes.org/sp/?p=96992

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *