Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
July 2014
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

Otra revolución y otros vicios volverían loco a Samuel Feijóo

Otra revolución y otros vicios volverían loco a Samuel Feijóo
Calificado como irreverente, inconforme y apegado a la verdad, el escritor mostró una intransigente homofobia y un extremismo revolucionario
jueves, julio 10, 2014 | Víctor Manuel Domínguez

LA HABANA, Cuba -“El homófobo zarapico”, como calificó un amigo a Samuel Feijóo por su virulenta crítica contra los homosexuales, en el centenario de su natalicio está siendo homenajeado en toda la isla. El autodidacta intelectual revolucionario ocupa cintillos de revistas culturales y de medios de información nacional.

Nacido en San Juan de las Yeras, Las Villas, el 31 de Marzo de 1914, el denominado escritor polivalente cubano por su incursión en la narrativa, la poesía, el periodismo, la investigación folklórica, la promoción cultural y la creación de revistas como Islas y Signos, Feijóo fue, sin embargo, un represor.

Calificado como irreverente, inconforme y apegado a la verdad, el escritor mostró una intransigente homofobia y un extremismo revolucionario, que sentaron pautas entre los argumentos empleados por las autoridades cubanas en su cruzada contra toda persona homosexual en el sector cultural del país.

El autor de las novelas Juan Quinquín en Pueblo Mocho y Tumbaga, del libro Cuentacuentos (Premio UNEAC), de la compilación poética Ser fiel, y del ensayo El negro en la literatura folklórica cubana, en su artículo “Revolución y vicios”, publicado en el diario El Mundo, el 15 de Abril de 1965, señaló:

(…) este país virilísimo, con su ejército de hombres, no debe ni puede ser expresado por escritores y artistas homosexuales o seudohomosexuales. Porque ningún homosexual representa la revolución, que es un asunto de varones, de puño y no de plumas, de coraje y no de temblequeras, de entereza y no de intrigas, de valor creador y no de sorpresas merengosas”.

Estas expresiones homofóbicas, sumadas a las de otros intelectuales y funcionarios en el ejercicio del poder cultural y político en Cuba, fueron piedras de toque para que, en un contexto ideológico convulso donde se fraguaba la creación de un “hombre nuevo”, se persiguiera al homosexual.

Más adelante, en su artículo de marras, el también autor de Camarada celeste, Polvo que escribe, El movimiento de romances del siglo XIX, la antología Sonetos en Cuba, El sensible zarapico, Teatro cubano, y de la exposición de sus pinturas y dibujos en la muestra Kokoriokos y KakafuaKos, agregó:

“Y la literatura revolucionaria verdadera no es ni será jamás escrita por sodomitas, eso es un fraude más, una superchería de tan bien empiñados vicios (…) No se trata de perseguir homosexuales, sino de destruir sus posiciones, sus procedimientos, su influencia. Higiene social revolucionaria se llama esto”.

Seis años después del artículo, en El Primer Congreso de Educación y Cultura (La Habana, 1971), se adoptarían como Ley estas y otras expresiones homofóbicas, y decenas de homosexuales vinculados al arte y la literatura, serían perseguidos y separados de las instituciones culturales cubanas.

No pocos fueron encarcelados, condenados al exilio, al ostracismo, y a la gran mayoría se les prohibió publicar y salir del país durante décadas. Creadores como José Mario, René Ariza, y los hoy Premio Nacional de Literatura Antón Arrufat, César López, y Reinaldo González, fueron víctimas de la exclusión.

Como colofón de las opiniones vertidas contra la homosexualidad por Samuel Feijóo, basta con las siguientes:

“Si perdemos por ello (expulsiones) un conjunto de danzas, nos quedaremos sin el conjunto de danza enfermo. Si perdemos un exquisito de la literatura, más limpio queda el aire”.

No hay dudas de que el homófobo zarapico, Samuel Feijóo, no pudiera anidar en esta otra revolución y otros vicios, que si bien desmonta su teoría marxista y se hunde en la corrupción, el robo, la indisciplina social y la mentira, al menos, y contra su voluntad, reconoce el libre derecho a la orientación sexual.

vicmadomingues55@gmail.com

Source: Otra revolución y otros vicios volverían loco a Samuel Feijóo | Cubanet – http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/otra-revolucion-y-otros-vicios-volverian-loco-a-samuel-feijoo/

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *