Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2014
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Translate (from Es)
Archives

El tiburón verde olivo se baña, pero salpica

CORRUPCIÓN

El tiburón verde olivo se baña, pero salpica
PABLO PASCUAL MÉNDEZ PIÑA | La Habana | 3 Nov 2014 – 10:19 am

En pleno Vedado construyen con recursos públicos un estudio para el
novio pintor de una nieta de Raúl Castro. Vecinos sin casa habían pedido
el local, pero les fue negado.

No me gusta hacer anécdotas que me incluyen, pero no encuentro otro modo
para empezar. Hace pocos días me llegué al cine Charles Chaplin, donde
exhibían un ciclo sobre el remake en el cine. Para mí no hay nada más
sugestivo que arrellanarme frente a la pantalla grande y gozar de una
buena película. Al finalizar, en vez de buscar la salida me encaminé al
baño.

Allí escuché a mis espaldas: “¿Usted es periodista independiente?”.

Confieso que la pregunta me cortó la meada, pero enseguida comprobé que
no era un seguroso. Esa fauna tiene la costumbre de llamarnos por
nombres y apellidos e insinuarnos que están al corriente de hasta donde
el jején puso el huevo.

Asentí y al volverme vi a un hombre de unos 70 años de edad, cuyo rostro
me pareció conocido del barrio, quien mediante señas expresó su
intención de conversar conmigo afuera.

Ya en la calle se identificó a bocajarro como un revolucionario y
militante del Partido que disparó camiones de plomos en Angola y la
limpia del Escambray. Asimismo, le respondí que su biografía no me
interesaba. Pero no hubo antagonismo. El tipo me sugirió que fuera a
la calle 12 entre 1era y 3ra, para que viera lo que está haciendo la
nieta de Raúl Castro. Luego se volteó y echó a andar, hasta que la
intersección de 23 y 12 se lo tragó de un bocado.

Regla número 1: No soy un paparazzi e, igualmente, aclaro: no me
interesa para nada que Vilma Rodríguez Castro (la nieta de Raúl) y su
novio el artista plástico, Arlés del Río, tomen chocolate en la bañadera
como John y Yoko.

Pero, como toda regla tiene su excepción, y brotaron evidencias de
corrupción y nepotismo en “primer grado”, allá fui.

Husmeando a contraviento

La trapisonda que alborotó el gallinero del barrio apunta al destino de
un almacén de la calle 12 entre 1era y 3ra en el Vedado. Inmueble, que
según atestiguan los vecinos, primero perteneció a la dirección de
Valores del Estado y más tarde al albergue estudiantil universitario
Mario Reguera, más conocido por “los 20 pisos”, local que permaneció
ocioso por varios años.

Un grupo de personas residentes en la zona que viven en condiciones
precarias solicitaron al Gobierno el recinto, con el propósito de
convertirlo en varios apartamentos, estimulados por un programa para
paliar el problema de la vivienda, a causa de los recurrentes derrumbes
que ocurren en la capital y las crecientes cifras de familias albergadas.

La petición fue denegada. Sin embargo, el local de 10 metros de ancho,
30 metros de largo y 5 metros de puntal, se está convirtiendo a pasos
acelerados en una “galería exclusiva” para el pintor/novio de la nieta
del general Raúl Castro, e hija del general de brigada Luis Alberto
Rodríguez López-Callejas, quien dirige el Grupo Administrativo
Empresarial del MINFAR (GAESA), sin dudas el mayor monopolio cubano que
atesora ganancias multimillonarias.

Varios vecinos que solicitaron el anonimato afirman que, a pesar de las
escaseces, materiales de construcción —gravilla, arena, cemento y
cabillas— llegan a la futura galería en rastras. Asimismo, una
furgoneta con chapa estatal suministra almuerzo diariamente a la brigada
de constructores que trabaja en el proyecto.

La edificación muestra en sus exteriores un revoque áspero (resano).
Una tapia perimetral de dos metros de altura y dos puertas conformadas
con perfiles y planchas de acero violan las normas urbanísticas del
Instituto Nacional de la Vivienda. Los vecinos de los edificios
adyacentes aseveran que el techo (de dos aguas) se revistió con un
material impermeable especial, no ofertado en el mercado.

Muchos de los consultados calculan que los gastos de la inversión
ascienden a cifras importantes, supuestamente imposibles de sufragar
por el bolsillo del artista, por lo que se supone que el Estado
paternalista asumirá el mayor porcentaje de los costos del “caprichito”
de la joven miembro de la estirpe Castro.

La manifiesta transgresión ha unido en un solo bando a “los pro” y “los
contra” del régimen, quienes han visto y comprobado con sus propios ojos
como los máximos dirigentes que exigen austeridad, sacrificio y
paciencia al pueblo ante la debacle socioeconómica, son los primeros en
traspasar el límite de la legalidad.

“Si el código de moral de nuestros dirigentes se resquebraja por tales
hechos”, indica Carlos Manuel, un abogado residente en los alrededores,
“hará que la gente saque la conclusión de que ser honrados y respetar
las leyes es una pérdida de tiempo”.

En la chambelona del poder

Las quejas de la población ante la delegada del Poder Popular de la
circunscripción y los factores de las distintas organizaciones
revolucionarias se quedaron sin respuestas, por temor a la descarga
eléctrica que vendría del Olimpo. “Nadie quiere quemarse”, asevera
Roberto, un jubilado de la vecindad.

“Pero Vilmita Rodríguez no es la única que baila la chambelona del poder
y el relajo”, afirma S. L., un exfuncionario del MINCEX. “En esa carroza
se montan todos los componentes del linaje de los Castros y sus acólitos.”

Y cita este ejemplo: “La falta de información priva al pueblo de saber
las estrechas relaciones que tenía el empresario Cy Tokmakjian con los
hijos de papá”.

El empresario canadiense ha sido sancionado recientemente a 15 años de
privación de libertad por corrupción en sus gestiones como inversionista.

“El satanizado Tokmakjian le dio empleo al hijo de Ricardo Cabrisas,
casado con una nieta de Fidel, quien le garantizaba que en las ferias
de La Habana, celebradas en Expocuba, las azafatas de su stand solo
fueran integrantes de los clanes Castro-Soto del Valle y Castro Espín”,
agrega.

“El iluso de Tokmakjian le tracataneaba a los hijos de papá para que
estos le abrieran las puertas hacia la mayimbada que autorizaba las
grandes compras. Igualmente hizo regalos en metálico a Antonio Castro
Soto del Valle e hijos de Machado Ventura, a quienes también garantizaba
partes y piezas de repuesto para sus carros. Al caer en desgracia todos
le dieron la espalda, figúrate, quién pincha esa burbuja”, confirma.

“Mariela Castro despuntaba como la más rebelde de la camada”, asegura el
exfuncionario. “Mientras a sus aburguesados hermanos se les alistaba un
Volga para llevarlos a cualquier parte, Mariela se apachurraba en una
guagua para ir al preuniversitario. Pero ahora está casada con un
empresario italiano y adquirió su celebridad a costa de manipular a los
homosexuales. Su Ministerio del Sexo no sale de una remodelación para
meterse en otra, ella tiene luz verde para despilfarrar los recursos de
Liborio gracias a su papito.”

“Su hermano Alejandro”, agrega, “no perdió el ojo en acción de combate,
fue en un accidente en Luanda. Ahora representa el poder en la sombra
y, cuando llegue el momento le fabricará una causa por corrupción a
Díaz-Canel, para sacarlo del medio y ponerse él”.

“Entretanto, Antonio Castro solo está interesado en los caddies y los
palos de golf. Las misiones internacionalistas se hicieron para los
estrellados, no para él. El tiburón verde olivo se baña, pero salpica,
aunque aclaro, al pueblo lo salpican con mierda”, enfatiza.

Y para concluir, hay malas noticias para la Mesa Redonda, Cubadebate,
Cuba sí y Razones de Cuba. El hecho que un “comecandela” me haya llamado
periodista independiente, en vez de “mercenario al servicio del
imperialismo”, y me indicara la pista para husmear la corruptela es una
clara señal de que están perdiendo terreno contra el “terrorismo mediático”.

Source: El tiburón verde olivo se baña, pero salpica | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1415002752_11092.html

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *