Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2014
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Translate (from Es)
Archives

Las claves para el laberinto o el arte que superó a todas las ciencias

Las claves para el laberinto o el arte que superó a todas las ciencias
noviembre 9, 2014 3:58 pm·

Cuba actualidad, Lawton, La Habana, (PD) En un artículo publicado en
2006, “Fortunes Of Kings, Queens And Dictators”, la revista Forbes
calculó la riqueza estimada de Fidel Castro en 900 millones de dólares.
En este artículo, se destaca que estimar el valor de las posesiones de
jefes de gobierno, “es más un arte que una ciencia” y señala que en el
caso de los Castro, los autores utilizaron un método basado en flujo de
efectivo descontado de varias compañías del Estado, para asumir que una
porción de la ganancia fue recibida por ellos.

Fidel Castro respondió que él “tiene un valor neto de menos de un dólar
y retó a cualquiera capaz de probar que él tenga dinero en cuentas en
países extranjeros”. Se trata de que Forbes quedó por debajo en aquello
de recrear la realidad de un reino alucinante como es la Isla de Cuba en
que todo está en función de la protección y sostenimiento en el poder de
la élite que gobierna. Esto quizás se remita a aquella “reserva del
comandante en jefe”, de la que se habló años atrás. Es probable que
pocos la recuerden y aquellos con buena memoria, deben de forma muy
conveniente haberla echado al olvido.

Entender la ingeniería social y política impuesta en Cuba, requiere algo
más que la imaginación y el oficio de los avezados y calificados
analistas de Forbes, porque el caso cubano es diferente a todo lo
conocido hasta la fecha. Con lugares comunes compartidos con la Alemania
de Hitler, la Rusia de Stalin-Putin, la China de Mao, la Libia de
Gaddafi, otros espacios para corruptos de América e infiernos políticos
africanos, el horror del castrismo es más que original en las múltiples
facetas de su sutileza y no solo para Forbes.

Las órdenes más importantes que se dan “desde las más altas instancias
del partido y del gobierno”, son verbales y por no existir registros
escritos, resulta muy difícil probar la responsabilidad criminal de
quienquiera que las haya impartido. Aquel clásico del cine que surgió de
la novela homónima de Mario Puzzo, El Padrino, que protagonizó Marlon
Brando y dirigió Francis Ford Coppola, nos entregó en el personaje de
Vito Corleone y su forma de dirigir “la Familia”, el facsímil del
esquema de dirección política impuesto en Cuba desde 1959.

En 1970 en que la película llegó a Cuba, recibió tratamiento de material
de estudio para parte de la oficialidad del Ministerio del Interior de
aquellos momentos.

Las órdenes impartidas para el hundimiento de los remolcadores 13 de
Marzo y Rio Canímar, resulta poco probable que cuenten con registros
fidedignos en algún archivo. ¿Quién dio tales órdenes? Esto según la
costumbre, quizás sea otro hito de ese rubro denominado, “información
clasificada”.

Quedó documentado que Fidel Castro asumió su parte de responsabilidad en
el fusilamiento de los tres infelices jóvenes negros supliciados en
2003, por el secuestro incruento de la lancha de Regla, pero fuera de
este lamentable y notorio incidente, poco hay registrado en archivos
oficiales cubanos sobre situaciones que Forbes ni nadie podrá demostrar
con elementos documentales en un futuro.

Curiosamente, en uno de sus materiales publicados sobre el embargo, el
New York Times pide una investigación objetiva de la muerte de Oswaldo
Payá. Entonces, ¿cómo podría hacerse esto posible? Luego de escuchar la
saga del sueco durmiente del auto, ¿habrá alguien en su sano juicio que
espere que salga algo objetivo de una investigación hecha sobre la
muerte de Oswaldo Payá por las actuales autoridades?

La corrupción emergente y los supuestos esfuerzos del régimen militar
cubano por eliminarla, son parte de una leyenda en la que pocos dentro
de Cuba creen. Los Castro no necesitan para nada cuentas personales en
el extranjero: Disponen de todo un país a su nombre. Nadie dentro del
país de su propiedad, podría pedirles cuenta de cosa alguna. ¿Entonces,
para qué complicarse en el extranjero?

La vida nacional cubana hoy y ayer, se define como un laberinto
kafkiano, con alguna que otra clave en archivos secretos fuera de Cuba y
un inteligible e interminable galimatías Cuba adentro. Un arte concebido
para la comprensión de “personas de extrema confianza” de quienes lo
concibieron: Los espadones del gobierno militar cubano.

Para Cuba actualidad: j.gonzalez.febles@gmail.com

Source: Las claves para el laberinto o el arte que superó a todas las
ciencias | Primavera Digital –
http://primaveradigital.net/las-claves-para-el-laberinto-o-el-arte-que-supero-a-todas-las-ciencias/

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *