Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
December 2014
M T W T F S S
« Nov   Jan »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archives

Voces desde Cuba – los cubanos libres y la doble moral

Voces desde Cuba: los cubanos libres y la doble moral
Regina Coyula
Especial para BBC Mundo
25 diciembre 2014

¿Se han fijado ustedes que en la disidencia cubana no hay buenas personas?
O son mercenarios, o desean la anexión a Estados Unidos, o son
delincuentes comunes, o no quieren a su familia; un bando de anormales
que sale a la calle a recibir insultos, golpizas y detenciones por dinero.
Si solo te informas a través de los medios oficiales cubanos, esa es tu
percepción de la disidencia interna, de la que solo se habla para decir
insultos.
Como tengo algún acceso a información más allá de la que ofrecen el
periódico Granma o la Mesa Redonda en televisión, puedo ver que la
disidencia es como cualquier conglomerado humano donde los hay mejores y
peores, para nada diferentes de los demás.
Me atrevería incluso a compartir una opinión basada en haber conocido
personalmente a muchos opositores, y es que viven mucho más libres,
opinan sin miedo y tratan de ser transparentes al saberse bajo una lupa.
En contraste, los hastiados ciudadanos que dicen apoyar al gobierno
viven temerosos de perder el trabajo en una institución estatal, o la
licencia de trabajo por cuenta propia, o hasta la entrada a la
universidad (no olvidar la frase que, como son las cosas en Cuba, puede
convertirse en ley: “la Universidad es para los revolucionarios”) si
dicen algo crítico.

Son los costos de una educación y una salud maltrechas pero gratuitas, y
de medio siglo de propaganda donde, como todo se recibe “gracias a la
Revolución”, en nombre de esa entelequia también puede perderse.
Los casos de corrupción más sonados no se producen en las filas
opositoras; es dentro de las instituciones estatales y en las
corporaciones y empresas extranjeras, en las que el personal es
seleccionado luego de una minuciosa criba político-ideológica incluida
la firma de un compromiso ético que luego resulta papel mojado.
La diferencia radica en que esa información emerge fragmentada por
canales de comunicación alternativos, mientras que la concerniente a la
disidencia se publica o se le “informa” a los militantes en reuniones
llamadas “superaciones” para reforzar la imagen de que no son más que
gente innoble con oscuros propósitos y así el ciudadano, lejos ya de la
combatividad de otros años, al menos mantiene una prudente distancia.

Los que abandonan eventos, giras y misiones son los médicos,
científicos, artistas, diplomáticos y deportistas que hasta el día
anterior hacían profesiones de fe proclamándose fieles de Fidel y Raúl y
dedicándole premios, medallas y publicaciones.
El gobierno parece estar satisfecho con la doble moral imperante,
prefiere que circulen los alimentos en la bolsa negra que luego compran
los propios militantes del Partido (ya saben que es uno solo); no
importa si desviados de los insumos de un hospital o un jardín de
infancia, mientras el ciudadano no se ponga a protestar por los precios,
o por el salario insuficiente, y en suprema herejía decida organizarse
para dar cuerpo a sus demandas.
Quiere actos políticos llenos, no importa si para llenarlos hay que
citar personalmente y pasar lista, antes que un atravesado “ponga mala”
una reunión del Poder Popular preguntando por qué solo una parte de la
Declaración Universal de Derechos Humanos se cumple y la otra parte se
considera subversiva.

Cualquier observador de estos temas se da cuenta de la volatilidad del
pacto social.
A la sociedad cubana le sucede como al envejecido fondo habitacional de
La Habana.
Siguiendo la lógica de su precariedad, esas construcciones deberían
desplomarse; sin embargo siguen en pie peligrosamente habitadas.
Eso que llamamos estática milagrosa.
PD: Espero con curiosidad si a la luz de los nuevos acontecimientos la
disidencia pase a ser lo que es en todas partes del mundo: oposición.

Entradas anteriores a nuestras Voces desde Cuba

Regina Coyula es bloguera, activista de derechos humanos y crítica del
gobierno cubano. Aunque reniega de las etiquetas, es considerada
“disidente” en su barrio, por decir y escribir lo que piensa. Ella se
considera una ciudadana crítica sin afiliación política.

Source: Voces desde Cuba: los cubanos libres y la doble moral – BBC
Mundo –
http://www.bbc.co.uk/mundo/blogs/2014/12/141223_voces_desde_cuba_regina_coyula_sociedad_estatica

Tags: , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *