Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
March 2015
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Translate (from Es)
Archives

Orígenes de la pornografía infantil en la Educación cubana

Orígenes de la pornografía infantil en la Educación cubana
[27-03-2015 02:56:01]
Raúl Lázaro Fonseca Díaz
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net).- En los inicios de la década de los años 80
del siglo pasado el Comandante Manuel Piñeiro Lozada, alias Barba Roja
que precisamente en este mes se conmemoran su nacimiento y muerte, fue
auspiciador y comercializador de las primeras películas de pornografía
infantil cuyos “actores” eran los alumnos de una escuela secundaria
básica en La Habana.
El centro escolar fue inaugurado en septiembre de 1982 y su construcción
muy moderna que llamaba la atención por su belleza y funcionalidad fue
una de las pocas escuelas secundarias básicas urbanas construidas por la
revolución en La Habana y está situada en el municipio Plaza de la
Revolución.

Una maestra que ocupaba un alto cargo en el Consejo de Dirección y que
se decía esposa de Barba Roja se ocupaba de suministrar a los actores
para los filmes. Un alumno de aquellos tiempos expresó: -yo quería
entrar en el grupo pero no me dejaron pues ya en séptimo grado era muy
alto y desarrollado, ellos preferían los chicos y chicas más pequeños.

Por la indisciplina sostenida en el centro que ya afectaba a los vecinos
los mismos escribieron cartas de quejas al Ministerio de Educación. De
acuerdo a testimonio de un docente además de la indisciplina tanto en
los salones de clase como en los pasillos hasta los alumnos más pequeños
trasegaban películas y fotos pornográficas de todo tipo.

Quizás la facilidad tanto para la selección de los alumnos así como el
trasiego de camarógrafos y “artistas” dentro del centro lo dio el hecho
que en la escuela fueron rodadas escenas de una de las primeras
telenovelas que trataban los problemas de la juventud cubana y que tuvo
gran aceptación en la población de todo el país.

Una vez descubiertas las actividades de la profesora fue sustituido casi
todo el claustro de profesores por los metodólogos nacionales que
terminaron impartiendo las clases y los padres de los alumnos y alumnas
que participaron tanto en la filmación de las películas como en las
orgias de sexo, alcohol y droga que efectuaban Barba Roja y su joven
maestra en una casa de “visita” en Miramar fueron citados por el MINIT.
Así se decantaron las dudas de los otros padres que comenzaron a
sospechar de sus hijos.

Muchos de los padres de los alumnos de este centro eran militares que
conjuntamente con los otros padres y vecinos escribieron centenares de
cartas al Comandante en Jefe para que enjuiciara primero a esta
diabólica pareja y los fusilara después pues el prontuario delictivo
además de tráfico de drogas y divisa contemplaba la corrupción masiva de
menores delitos severamente castigados en el país.

El comandante Manuel Piñeiro Lozada, alias Barba Roja (Matanzas, Cuba,
14 de marzo de 1933 – La Habana, 11 de marzo de 1998), fue un político
y militar cubano, una de las principales figuras de la Revolución Cubana
como responsable de la construcción de los aparatos de Seguridad cubanos
y de la expansión de los grupos radicales de izquierda en América
Latina. La maestra era una sencilla mujer del pueblo, muy inteligente y
bella pero que indiscutiblemente no tenía los recursos y el poder de que
disponía Barba Roja, una de las “vacas sagradas” del castrocomunismo. El
trasiego internacional tanto de las películas como de las drogas las
efectuaba él por tener inmunidad diplomática. En esos momentos dirigía
el Departamento Américas del CC del PCC.

Piñeiro fue responsable de todas las operaciones cubana en Granada,
Nicaragua y El Salvador, así como también en otros países de América,
Estados Unidos incluido, ya que de hecho era el coordinador jefe de las
operaciones secretas en el continente.

En medio del escándalo el Comandante en Jefe dictaminó: el compañero
Manuel Piñeiro está muy enfermo de los nervios, irá a una institución al
efecto que por lo que se conoce fue una gran mentira pues él no fue
juzgado pero la maestra, su compañera sentimental y de delito si fue
juzgada y cumplió ocho años de cárcel, una de sus reeducadoras en la
prisión manifestó: “en un principio usó el uniforme pero luego fue
autorizada a ir a su casi todos los días, se vestía como una princesa
pues ejercía el magisterio en la prisión al final se “rehabilitó”
casándose con orto oficial del MINIT”.

¿Cómo es posible que un escándalo de esta magnitud fuera ocultado
durante tanto tiempo?

Debido al cargo que Barba Roja ocupaba en aquel momento bien pronto los
efectivos del MINIT se dieron a la tarea de “trabajar” a cada uno de los
implicados en el mismo, además surgió una divisa: “el que hable sobre
esto terminará la conversación en Villa Marista”.

Villa Marista, la Lubianka cubana es el centro de detención y tortura
del MINIT, situado en La Habana conocido por el pueblo como “allí todo
el mundo canta”.

Luego de esta producción y comercialización internacional de pornografía
infantil otros centros actualmente se dedican a utilizar las redes
sociales para tal fin aunque los “actores” no son tan pequeños como en
este primer caso que no rebasaba ninguno los 12 años de edad.

A todos los abusos y crímenes cometidos por la dictadura de los Castro
ahora se le puede sumar este en que se vieron hecha pedazos la infancia
de un grupo de cubanitos y cubanitas que encandilados por regalos de
ropas, zapatos y para escapar un poco de la pobreza de sus miserables
vidas se despeñaron guiados por adultos sin escrúpulos al camino del
alcohol las drogas y la corrupción.

Source: Orígenes de la pornografía infantil en la Educación cubana –
Misceláneas de Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5514b8b13a682e13b89a0538#.VRWdEPnF83Q

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *