Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
July 2015
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Translate (from Es)
Archives

Una gran incógnita para el pueblo

Una gran incógnita para el pueblo
[24-07-2015 01:06:56]
Aimée Cabrera
Corresponsal

(www.miscelaneasdecuba.net).- Las negociaciones entre los gobiernos de
los Estados Unidos y Cuba, así como la reapertura de la embajada cubana
en Washington en horas de la mañana del 20 de julio no son vistas aún
como caminos que conduzcan a la prosperidad del pueblo, atrapado en una
pobreza inacabable.
La ceremonia oficial que aconteció en el bello inmueble construido en
1916 y ubicado en la Calle 16, de la capital estadounidense, contó con
la presencia de la delegación formada por personalidades cubanas afines
al gobierno de la Isla, junto a más de 700 invitados.

Dentro de esos privilegiados no estaban, por cierto, ninguno de los que
componen las capas más humildes de la población. No tuvieron derecho a
estar en momento tan especial, los que viven la incertidumbre de que
ocurra un derrumbe donde residen.

Mucho menos quienes desconocen cómo alimentar y vestir a sus hijos o
ancianos, convertidos en la multitud que solo puede disfrutar las
modernidades a través de filmes o series televisivas extranjeras.

Las conquistas revolucionarias han impuesto el encierro que solo puede
ser violado con la emigración que pone en peligro la vida de los que
huyen en embarcaciones o los que se van por vía formal, sin importarles
las barreras de idioma o idiosincrasia que tengan que afrontar.

El ciudadano común abarrota de quejas las secciones de los principales
periódicos cubanos. Desprotegidos y vulnerables no saben si exigir o
suplicar, exponiendo cuestiones tan disímiles como la inestable
distribución de alimentos normados o la estafa al comprar mercancías que
no sirven y debieran ser retiradas de la venta.

No cesan las quejas de los que acuden a hacer gestiones relacionadas con
la vivienda, trabajos o estudios solicitados, cuando les falta el dinero
suficiente para acallar la corrupción cada vez más impune.

Los ciudadanos entrevistados por los periodistas de la televisión
cubana, para que opinen sobre las relaciones Estados Unidos-Cuba, hacen
el esfuerzo por dar respuestas optimistas; sin embargo, en la calle, de
vecino a vecino o en las filas, llamadas “colas” por los cubanos, los
comentarios son bien diferentes.

Jubilados que reciben de Asistencia Social chequeras por debajo de los
trescientos pesos- menos de quince dólares para un mes- trabajadores que
ganan solo unos pesos de más- nunca superior a los veinticinco dólares-
a pesar de llevar más de veinticinco años de vida laboral, tienen poco
que decir y sus rostros denotan malestar y pocos deseos de hablar.

La conferencia de prensa con sede en el Departamento de Estado donde
participaron John Kerry, secretario de Estado norteamericano y Bruno
Rodríguez Parrilla, canciller cubano tuvo lugar el mismo día en horas de
la tarde.

Mientras se esperaba el acontecimiento, la televisión pasó momentos
ocurridos en la embajada cubana en Washington, la bandera cubana junto a
otras en suelo norteño o explicaciones acerca de su geografía y
población. Una bola del mundo con el continente americano, a la
izquierda la bandera cubana y a la derecha la norteamericana se repetía
en pantalla al final de dichas informaciones.

Para ambos gobiernos termina una etapa y comienza otra. Los cubanos que
creen en la política de la Isla, dicen que empieza una nueva fase de
relaciones, la cual será más larga y compleja pues quedan pendientes la
devolución de la Base Naval de Guantánamo, el levantamiento del Bloqueo,
el cese de las transmisiones de Radio y TV Martí y los programas
considerados desestabilizantes.

Los que siempre han estado en contra del gobierno revolucionario, sus
críticas continúan y aparecen en los medios de prensa y en la internet,
Unos porque viven en países donde hay libertad de prensa y otros, como
los que están en Cuba porque deciden expresarse aunque sean llamados
subversivos y mercenarios.

Entre ambos grupos está la media de la población cansada de verse
sometida a los dictámenes gubernamentales que para nada la tiene en
cuenta, si no es para manipularla y chantajearla. Una población insegura
y amedrentada que no sabe cuál será su futuro.

Source: Una gran incógnita para el pueblo – Misceláneas de Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/55b173903a682e1090a9dbb9#.VbIs57Oqqko

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *