Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
August 2015
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Translate (from Es)
Archives

Dilma Ruseff y la esclavitud de los hombres

Dilma Ruseff y la esclavitud de los hombres
[10-08-2015 23:45:52]
Julio Aleaga Pesant
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana. Dilma Rouseff estrecha
sonriente las manos de un grupo de doctoras cubanas, que por el programa
Maís Médicos, se encuentran en Brasil. Más que eso. Con palabras
agradecidas habla de la contribución de miles (más de 10 mil, según
cifras del Ministerio de Salud Pública cubano), de médicos cubanos al
mejoramiento de la salud de su país. Y no le falta razón. Los
profesionales de la ínsula llevan su trabajo a más de 700 municipios, en
su mayoría los más olvidados de la tierra del poeta Thiago de Melo.
Sin embargo a Dilma le faltan algunos datos. Los galenos cubanos, que
más bien debía decirse las galenas, el 65 % son mujeres, compone el 63 %
de la fuerza laboral de ese programa, donde solo 4 139 son brasileros.
Nuestras doctoras viven en albergues distantes de sus lugares de
trabajo, por cierto los más peligrosos de las periferias de la ciudades
y las comunidades más apartadas en los destinos rurales.

Reciben del estado cubano menos del 25 % del salario que paga el
gobierno brasilero a todos los médicos integrados al programa. Solo
pueden visitar a sus familias luego de once meses y no pueden moverse
libremente por el país u otros países. No pueden llevar a su familia a
residir con ellos y son sometidas a la dictadura de los jefes de misión,
la casi totalidad hombres, verdaderos caciques, que bajo el mandato del
partido comunista controla a los profesionales al nivel de confiscarles
los pasaportes una vez llegados al país. Incluyo en este apartado el
intercambio de favores sexuales entre las galenos y los jefes de
territorios para lograr mejores ubicaciones, u otras prebendas como la
continuidad del contrato, mejores posibilidades para violar las normas
aduanales en Cuba u otras cosas.

El discursito agradecido de Dilma, nos recuerdan las lágrimas de
cocodrilo, esa excelente parábola cubana del que se hace y no es. Al
“super” Lula Da Silva, persiguiendo como rancheador postmoderno a dos
cimarrones boxeadores, que escaparon de la delegación oficial cubana en
el 2007, durante los Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro. O a ese
mismo personaje, adulando a los Castro, delante de las obras de
Oderbrecht en la Bahía del Mariel, y comparando al mártir Zapata Tamayo
con los delincuentes de su tierra.

Por cierto, como no todo está perdido, como la canción del argentino
Fito Páez. El Presidente de Oderbrecht ya está preso y Lula en
investigación, por corrupción y tráfico de influencias.

No le deseo lo mismo a Dilma, espero que termine lo mejor posible su
mandato y sirva de la mejor manera a su país y al hemisferio. Pero su
desinterés por la esclavitud de los hombres, y en especial de las
médicos cubanos hombres y mujeres, me hace pensar que no correrá mejor
suerte que su predecesor.

Source: Dilma Ruseff y la esclavitud de los hombres – Misceláneas de
Cuba –
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/55c91b903a682e1148b173ec#.VcnUGiaqqko

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *