Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
October 2015
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Translate (from Es)
Archives

Tres demagogos de un tiro

Tres demagogos de un tiro
Los argumentos de la llamada revolución son demasiado frágiles
martes, octubre 20, 2015 | Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba – Acaba de finalizar en La Habana el Primer Simposio
Internacional de la llamada Revolución Cubana, celebrado los días 14 y
15 de octubre, donde se analizó la génesis del régimen castrista y su
desarrollo de más de medio siglo.

No basta un puñado de demagogos desperdigados por el mundo, junto a tres
de los más destacados (René González Barrios, Frei Betto y Miguel
Díaz-Canel), reunidos en un palacio de arquitectura impresionante y
ambiente policíaco sobrecogedor, para hacer comprender lo incomprensible.

Con un solo tiro y desde cualquier humilde rincón, sobre todo de Cuba,
les hacemos ver la fragilidad de los argumentos que han utilizado para
intentar convencer de que los errores de la dictadura sirven para
superarlos, aunque se hayan repetido año tras año durante más de medio
siglo.

Hasta el periódico Granma, tal vez sin darse cuenta, como respuesta a la
clausura del Simposio, publicó una extensa información para fines de la
semana pasada, donde puede verse, una vez más, cómo la corrupción del
país ha calado hondo en las masas cubanas, trabajadores de los niveles
intermedios que han provocado graves afectaciones al Estado, por valor
de nueve millones y pico de pesos: una respuesta clara al presidente del
Instituto de Historia de Cuba, señor René González Barrios, al
manifestar en el Simposio que “la Revolución es el resultado lógico de
la radicalización del pensamiento de un pueblo hastiado de la corrupción
y la pobreza en que estaba sumido el país antes de 1959”.

El señor González Barrios, al parecer, ignora la miseria en que está
sumido el pueblo cubano y cómo, a consecuencia de eso, no sólo los
trabajadores roban a diario, sino además, sus jefes inmediatos.

En dicho evento, no podía faltar el teólogo brasileño Frei Betto, quien
disfruta a diario de una sociedad libre y capitalista, y desconocedor de
cómo se alimentan los cubanos de a pie, que suman millones, incapaces de
entender eso de “espiritualidad revolucionaria” mientras sobreviven con
unos muy pocos dólares al mes y con la barriga vacía.

Hace falta que este sacerdote salga del Palacio de las Convenciones, de
los hoteles de lujo y de las residencias de los mandamases castristas y
se dé una vuelta por los barrios insalubres de Cuba, para que converse
con los padres de familia que necesitan robar al estado para mantener a
los hijos.

En la Cuba de Fidel, señor Frei Betto, existe la desigualdad, porque son
muy pocos de la sociedad cubana los que reciben remesas familiares de
los Estados Unidos. El resto, como ya dije, está obligado a robar.

Y para concluir, vayamos con el primer vicepresidente de los Consejos de
Estado y de Ministros, quien con su voz más propia para anunciar
programas radiales y de mirada soñadora en lontananza, dijo en el
Simposio nada más y nada menos que “el futuro de nuestro país está en
las ideas”.

¿Quiso decir acaso que los cubanos de a pie se alimentarán de buenos
platos de ideas? ¿Que sólo con ideas se podrá construir una casa y subir
a un ómnibus?

Pero luego arregló el disparate y señaló que “nosotros no nos vamos a
distinguir sólo porque tengamos una economía que nos pueda aportar
riqueza material”. Por supuesto que no, mientras desgobiernen en el país
un par de belicosos políticos que, aunque no lo confiesen, gustan más de
la guerra que de la paz.

Por último, vuelve a acertar el de mirada perdida en el llano cuando
dice creer que “la historia de la Revolución no la tenemos bien
documentada”. Para eso, señor primer vicepresidente, estamos nosotros,
los de la prensa independiente, pese a la censura que padecemos en la
isla de Fidel.

Source: Tres demagogos de un tiro | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/tres-demagogos-de-un-tiro/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *