Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2015
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Translate (from Es)
Archives

Denuncia a los lujosos viajes de Antonio Castro?

¿Denuncia a los lujosos viajes de Antonio Castro?
Un semanario cubano parece haber hecho una crítica velada a la vida
fastuosa de un hijo del fundador de la dinastía
martes, noviembre 10, 2015 | René Gómez Manzano

LA HABANA, Cuba – El pasado 5 de noviembre, CubaNet se hizo eco de un
trabajo publicado en el semanario oficialista “Tribuna de La Habana”
bajo el título “Los viajes de Gulliver junior”. El particular interés de
ese texto está vinculado a que es posible que se trate de una alusión a
los recientes viajes realizados a Turquía, Estados Unidos y otros países
por el señor Antonio Castro Soto del Valle.

Como ha publicado la prensa independiente, el extenso periplo realizado
por el hijo del fundador de la dinastía cubana y el fabuloso tren de
vida que lleva –puesto de manifiesto en imágenes colgadas en YouTube y
circuladas por Internet– han constituido un legítimo motivo de escándalo
para nuestros compatriotas que han tenido ocasión de verlas.

Se sabe que los agitadores castristas, en vista de las escaseces de todo
tipo que el cubano de a pie sufre en medio de la miseria en la que está
sumido, preconizan las supuestas bondades de la austeridad y condenan el
consumismo. Es un secreto a voces que esos cotorrones desconocen qué
cosa es predicar con el ejemplo.

Pero, como reza el dicho popular, “no es lo mismo oír hablar del Diablo
que verlo llegar”. De manera análoga, hay diferencia entre escuchar
rumores sobre la opulenta vida de lujos que llevan los presuntos
apóstoles del ascetismo comunista, y ver con los propios ojos cómo los
dineros nacionales se emplean para el disfrute personal desenfrenado de
alguien que, en este caso –y pese a su encumbrada ascendencia–, ni
siquiera ostenta un alto cargo oficial.

Como era de esperar en la adocenada prensa oficialista cubana, sus
personeros no se han dado por enterados del escándalo internacional
motivado por los actos del referido príncipe de la sangre. De ahí se
deriva la satisfacción con que los simples lectores leyeron el
mencionado trabajo, salido de la pluma del colega Alexánder R. Ricardo.

Por supuesto que, en “Los viajes de Gulliver junior”, no se menciona el
nombre del personaje, ni se ofrecen otros datos específicos que permitan
concretar los planteamientos que se hacen. Todo queda en el terreno de
las indefiniciones y las vaguedades, en el campo de las dudas y las
alusiones más o menos confusas.

Las breves líneas aluden lo mismo a un “gigante” que a un “enano
aventurero”. Se califica al protagonista de “primogénito”, condición de
la cual –como se sabe– carece el señor Antonio. Las alusiones
geográficas no se ajustan a los hechos acaecidos: se mencionan “el
Aomori”, las “playas hawaianas”, la “bahía de Sidney”.

Pero al mismo tiempo se denuncian situaciones reales: “Navegar en la
flota de papá es un privilegio hereditario”; “allá en su tierra, otros
marineros solo ven pasar las gaviotas”. “Gracias a su padre, Gulliver
junior viaja bastante seguido”; “una vez en casa no cuenta nada”; “luego
agarra el saco y guarda el botín”…

El lenguaje críptico, a ratos poético, de este texto, no resulta usual
en la prensa escrita castrista. Los esmirriados periodiquitos cubanos de
hoy, como regla con sólo ocho páginas, no constituyen un espacio
apropiado para publicar vaguedades como las que figuran en el aludido
trabajo. El reducido volumen de esos libelos y su consagración a las
tareas de la agitación comunista, determinan que lo habitual en ellos
sean las loas descarnadas al régimen, la magnificación de sus raros
éxitos y la ocultación meticulosa de los muchos descalabros.

Esto me hace concluir que sí, que la rara inserción de un trabajo
inhabitual como ése es indicativo del propósito de los periodistas de
hacer alguna alusión, siquiera vaga –pues hubiera sido irreal pensar en
algo más concreto–, a los escandalosos viajes del señor Castro Soto del
Valle. En ese contexto, sólo corresponde que los felicitemos por su
feliz iniciativa.

Source: ¿Denuncia a los lujosos viajes de Antonio Castro? | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/denuncia-a-los-lujosos-viajes-de-antonio-castro/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *