Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
November 2015
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Translate (from Es)
Archives

Fraude eléctrico – piruetas y extorsiones para no pagar

Fraude eléctrico: piruetas y extorsiones para no pagar
Se estima que el 18% de la energía eléctrica producida se deja de cobrar
martes, noviembre 3, 2015 | Odelín Alfonso Torna

LA HABANA, Cuba.- El uso de un diminuto y potente imán, el simple
descuelgue del reloj contador, la llamadas “tendederas nocturnas” y
otros métodos utilizados en Cuba para burlar el consumo eléctrico en el
sector residencial, contribuyen a que el 18% de la energía eléctrica
producida por el Estado no se cobre, afirma un funcionario de la Empresa
Eléctrica de La Habana bajo condición de anonimato.

Estas “estratagemas”, junto al soborno de cliente a inspector, hacen de
la electricidad un negocio jugoso desde que Fidel Castro aumentó la
tarifa de este “subsidio” en 2005.

El vivo vive del bobo…

A las oficinas comerciales de la Empresa Eléctrica acuden diariamente
consumidores que acusan al organismo de adjudicarles en su cuenta
mensual los Kilowatts/horas de otros clientes.

“Me he presentado en varias ocasiones en la oficina de San Miguel del
Padrón porque me están cobrando una tarifa mensual de 75 pesos (3.44
dólares) cuando yo no consumo eso. Además me han multado por negarme a
pagar la corriente. Creo que están sacando kilowatts de otro cliente
para ponérmelos”, comentó Floranje Torres, de 62 años y vecina del
barrio Martín Pérez.

Un funcionario del municipio capitalino Arroyo Naranjo, consultado bajo
condición de anonimato, declaró que sacar kilowatts de un reloj contador
y poner en otro es prácticamente imposible desde que se informatizaron
las oficinas de cobro.

“Los clientes piensan que existe un mecanismo de robo de kilowatt a
nivel de oficinas y eso es absurdo, aunque no estamos exento de que las
maquinas (computadoras) se equivoquen”, apuntó.

Independientemente de los trucos que el consumidor pueda ingeniar para
evadir el pago, otra opción a la mano es sobornar al empleado de la
Empresa Eléctrica encargado de leer los metros contadores. La ‘tarifa’
es de 5 a 10 pesos, para los altos consumidores la multa ‘por la
izquierda’ supera los 6 dólares.

“Ellos (los cobradores) deben de tener algún cambalache para quitar
cuotas de un consumidor y ponerlas en otro, pero yo sí no entro en el
soborno con los inspectores porque vaya usted a saber si son policías
del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI)”, comentó el dueño de
una cafetería en la barriada habanera de Mantilla bajo condición de
anonimato.

Frutos de la ‘revolución energética’

Clientes como Armando L. Hernández, de 54 años y vecino del municipio
capitalino Cotorro, consideran que el bajo salario del cubano y la
modernización de los hogares con nuevos electrodomésticos, incluidos los
de cocción eléctrica que vendió Fidel Castro en la llamada “Revolución
Energética”, hacen que el cubano tenga que inventar para pagar menos
corriente.

Antes de 2005 los núcleos familiares que promediaban un consumo de 300
KW/hora al mes pagaban 69 pesos. Con la nueva tarifa dispuesta, estos
300 KW/hora aumentaron a 114 pesos. Quienes posean al menos un
climatizador dentro de la casa o una cafetería particular, están a
expuestos a desembolsar de 700 a 1 000 pesos mensuales por consumo
eléctrico, sobre todo en los meses de verano. La tarifa eléctrica se
apropia casi el tercio del salario promedio de un empleado estatal, que
es de unos 23 dólares al mes.

Mientras los métodos tradicionales para burlar el consumo eléctrico se
perfeccionan, otros clientes prefieren robar electricidad de madrugada
con redes alternativas (las llamadas tendederas nocturnas), siempre y
cuando al amanecer toda la instalación quede desmantelada sin dejar rastro.

Entre los trucos más usados para robar electricidad de noche está el
imán, cuyo precio oscila entre los 40 y 50 dólares. Algunos imanes son
importados y otros artesanales, hechos a partir de discos duros de
computadoras. Se necesitan al menos de siete a diez discos duros para
conformar un imán que sea capaz de detener o retrasar el mecanismo de
inducción (sea analógico o digital) de un reloj contador.

Las pérdidas en el sector residencial y el despilfarro eléctrico estatal
son compensadas con apagones programados de corta duración u otras
medidas de ahorro a nivel de empresas o de servicios que el Estado
ofrece a la población. Si bien invertir en un imán de ‘quita y pon’ o
robar electricidad de madrugada alivia el bolsillo, contrarrestar dichas
“ilegalidades” solo conseguirá que se perfeccionen las piruetas del
cubano o la corrupción estatal toque otras puertas.

odealfo70@gmail.com

Source: Fraude eléctrico: piruetas y extorsiones para no pagar | Cubanet

www.cubanet.org/actualidad-destacados/fraude-electrico-piruetas-y-extorsiones-para-no-pagar/

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *