Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
December 2015
M T W T F S S
« Nov   Jan »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

En Cuba, 57 años, ¿en Venezuela cuánto?

En Cuba, 57 años, ¿en Venezuela cuánto?
diciembre 23, 2015 12:25 pm

El Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) En Cuba, Raúl Castro
sustituyó a su hermano Fidel cuando enfermó. En Venezuela, Nicolás
Maduro relevó al fallecido Hugo Chávez.

Pocos días nos separan para arribar al aniversario 57 de aquel primero
de enero de 1959. Un año más de infelicidad, engaños, represión, abusos,
escasez y carencias de todo tipo.

En Cuba la violación del Estado de Derecho está instituida por la
Constitución y las leyes.

Quienes se hicieron dueños del poder en Cuba, lucharon 6 años para
alcanzarlo y llevan casi 57 siendo los dueños de ese poder.

Es muy dañina para los pueblos, cuando el poder se ejerce tan
prolongadamente por una misma elite.

El 2 de febrero de 1999, Hugo Chávez recibió la banda presidencial: En
las afueras del hemiciclo del Congreso lo aclamaban una multitud quizás
similar en entusiasmo a la que aclamó a Fidel Castro en el Campamento de
Columbia el 8 de enero de 1959.

Un mes antes, de esta toma de posesión, Hugo Chávez había expresado.
“Cuando Dios creó el mundo, dio a Venezuela: aluminio, petróleo, gas,
oro, minerales, tierra fértil, de todo. Pero se dio cuenta de que era
mucho. No les voy a dar todo tan fácil a los venezolanos, dijo Dios, ¡y
nos mandó a los políticos!”

Pero según su visión, Dios parecía haberse compadecido de los
venezolanos y mandó a Chávez. ¡Dios mandó a Chávez, según él, por no ser
político. Pero no lo mandó para rodearse con personas peores que los
políticos tradicionales. Tampoco lo mandó para que se adueñara del Poder
de por vida y dividiera la nación en pro-chavistas y no Chavistas!

En el año 2003, la Fiscalía de la República, dirigida por el oficialista
y amigo de Chávez, Isaías Rodríguez; recibió una denuncia muy bien
fundamentada y con pruebas que demostraban, que el presupuesto de la
presidencia en Miraflores había aumentado en más del 1000%.

Otros malos manejos chavistas son públicos.

Mientras estuvo en la Asamblea Nacional el diputado Carlos Berrizbeitia,
del año 2000 al 2005 también se conoció de gastos excesivos: roperos
exagerados, trajes de 3 mil dólares, relojes Carter, Boucheron, Rolex,
corbatas Pancaldi de hasta 300 dólares etc.

Dios prefirió llevarse a Chávez para que quedara en el recuerdo de los
venezolanos como el hombre humilde de Sabaneta de Barinas y no como
tantos tiranos corruptos en nuestra América.

Después de la aplastante derrota del pasado 6 de diciembre, cuando la
mayoría de los venezolanos votó contra el populismo, el autoritarismo y
la corrupción del chavismo, Maduro y Cabello convocan para rectificar
los errores y garantizar lo que único que les interesa: El Poder de por
vida.

Fidel Castro, en febrero de 1959, al tomar posesión como primer
ministro, planteó suspender los gastos de representación y dijo: “No
robaremos y ganaremos menos”.

En Cuba, el secretismo del Poder no permite la transparencia. Hay que
esperar que funcionarios del más alto nivel o escoltas, deserten para
poder conocer la corrupción que existe. Mientras, el pueblo continúa sin
posibilidades; quedándole solamente la alternativa de vivir
miserablemente, o abandonar como sea el país, en busca de otra vida mejor.

Estamos a pocos días de la Navidad, del Fin de Año, del Día de los Reyes
Magos.

En 1969, poco antes del inicio de la fracasada Zafra de los 10 Millones,
Fidel Castro decidió eliminar la celebración de las Navidades en Cuba.
Durante décadas los cubanos fuimos los únicos en este hemisferio y en la
mayor parte del Mundo que no celebramos estas fechas. ¡Cuánto abuso
contra las costumbres del pueblo!

¡Cuánta tristeza existe en estos días en nuestros hogares! En estas
fechas, en el mundo, las personas compran, consumen, ríen, comparten,
celebran, se hermanan. A los cubanos nos consume la miseria generalizada.

¡Y todavía este régimen cruel se atreve a decir que antes de la
revolución había hambre en Cuba!

Permítanme citarles parte de una vieja canción que dice así: “¡Ya llegó
la cantina, ya llegó la cantina. A que tú no me adivinas lo que trae la
cantina. A que tu no me adivinas lo que trae arriba, a que no adivinas
lo que trae abajo: A que no adivinas, donde está el tasajo!”

Tasajo. Excepto unos pocos privilegiados, los cubanos menores de 53 años
en su gran mayoría no saben lo que es el tasajo.

Los trenes de cantinas cobraban veinte y cinco centavos diarios por la
cantina.

A los muy pobres, los que no tenían para la cena de la navidad, el
cuartel de la Guardia Rural, la policía, la Iglesia o personas
caritativas les garantizaban la cena.

El socialismo, que fue declarado irrevocable, desde el 19 de marzo de
1962, implantó institucionalmente el racionamiento: la libreta de
abastecimiento, que ni remotamente es la canasta básica, como la llaman
algunos. Su gran mérito es impedir que el cubano de a pie se muera de
hambre. No se muere, es cierto, pero pasa bastante hambre.

La Ley de Ajuste Cubano no es la culpable de que los cubanos se vayan.
No. Es la incapacidad del sistema y la falta de libertades individuales
quien hace que casi nadie quiera vivir aquí.

Que hagan unas elecciones libres, como las recientes en Venezuela, sin
que haya trampas, y verán el resultado. La mayoría demostrará que no
quiere seguir con este infierno de vida.

Raúl Castro tiene una posibilidad salvadora para todos! Puede aún
preservar a Cuba. Si no lo hace, podrá ser fatal, porque los cubanos
están desesperados.

En 1939, los cubanos, ante la crisis nacional, fueron capaces y
convocaron una Asamblea Constituyente. ¡Hoy más que nunca se hace
necesario que se repita la historia!
rotravep@gmail.com; Rogelio Travieso
*Partido Liberales de Cuba

Source: En Cuba, 57 años, ¿en Venezuela cuánto? | Primavera Digital –
primaveradigital.net/en-cuba-57-anos-en-venezuela-cuanto/

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *