Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
March 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

La represión castrista, a las puertas de la Casa Blanca

La represión castrista, a las puertas de la Casa Blanca
PABLO DÍAZ ESPÍ | Madrid | 17 Mar 2016 – 2:27 pm.

El pasado 11 de marzo, Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional
y principal arquitecto de la política de Barack Obama hacia La Habana,
se reunió en Miami con activistas y defensores de los derechos humanos
en Cuba. Uno de los asistentes a la reunión, Carlos Amel, miembro de la
Unión Patriótica de Cuba, fue detenido a su regreso a la Isla. Aún sigue
preso.

Este no ha sido, sin embargo, el único acto represivo llevado a cabo por
el castrismo en estos días previos a la visita del presidente
estadounidense.

Ayer se conoció el arresto de varios periodistas independientes y las
citaciones y advertencias a otros informadores y activistas por parte de
la policía política.

El domingo 13 de marzo, apenas dos días después de la reunión de Rhodes
en Miami, se conocía el desgarrador testimonio de la Dama de Blanco
Aliuska Gómez, esposada, desnudada a la fuerza y arrastrada por un grupo
de esbirros hasta un calabozo en La Habana.

Ese mismo día, tras la represión contra #TodosMarchamos, el régimen
organizó a sus secuaces en una comparsa carnavalesca —música incluida— y
los premió con cajitas de comida en el Parque Gandhi, lugar de demandas
de las Damas de Blanco, grupo al cual, mediante una carta personal
entregada por Rhodes en Miami a una de sus representantes, Obama acababa
de llamar “inspiración para los movimientos de derechos humanos”.

Con la escalada represiva, Raúl Castro manda una clara señal a Obama al
tiempo que se burla del presidente norteamericano, quien en diciembre se
declaró “muy interesado” en ir a Cuba si podía “decir con confianza que
estamos viendo algún progreso en la libertad”.

Ahora que está más que claro que los derechos humanos no solo no han
mejorado —al apresar al activista que se reunió en Miami con el emisario
del presidente, el castrismo lleva la represión hasta la mismísima
puerta de la Casa Blanca—, sino que empeoran de manera ostensible, la
visita de Obama se dará en medio de un clima de recrudecido
enfrentamiento entre el régimen y las fuerzas prodemocráticas.

Barack Obama y su equipo —quienes no han dejado de hacer explícita su
discrepancia con La Habana en el ámbito de los derechos humanos— harían
bien en dejar claro esta postura durante su visita, de manera pública,
ante todos los cubanos. Cualquier cosa que no sea una señal clara de
defensa de la democracia y los derechos humanos, no será más que una vía
que prolongará el sufrimiento del pueblo de Cuba y en especial de sus
luchadores y activistas pacíficos; una vía que, a la larga, dañará
también los intereses de Estados Unidos.

El presidente Obama no debe perder de vista que lo mejor para ambos
países, Cuba y Estados Unidos, es una Isla próspera y democrática. Lo
demás, incluida la transición exclusivamente comercial y económica hacia
un capitalismo de Estado que poco a poco se abre paso, solo traerá más
represión, más violencia, más fractura social y más corrupción.

Source: La represión castrista, a las puertas de la Casa Blanca | Diario
de Cuba – www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1458218213_20988.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *