Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
March 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

Las pifias analíticas de Arnaldo M. Fernández

Las pifias analíticas de Arnaldo M. Fernández
Réplica al artículo Otra pifia analítica: preguntar y revocar
Marlene Azor Hernández, México DF | 28/03/2016 10:05 am

En su artículo Otra pifia analítica: preguntar y revocar, Arnaldo
Fernández desde el título da por sentado que existe un error de análisis
de mi parte en una ocasión anterior. Como el artículo citado no refiere
cuál es, esto constituye una difamación. No se explica en qué consiste
el supuesto “error analítico” anterior sino que se convierte en un
ataque personal: un “estilo” reiterado en los textos que escribe el Sr
Fernández.
Su artículo señala que no consulté la Ley No. 89 de la Revocación del
Mandato de los Elegidos a los Órganos del Poder Popular (Gaceta Oficial
Ordinaria 62, de 23 de septiembre de 1999) que sí posibilita la
revocación. El señor Arnaldo no se lee la ley, y por lo tanto, sólo por
el título afirma que es posible la revocación. No, Sr Arnaldo, no es
posible en tanto la ley que usted defiende, regula que el diputado tiene
que hacer “un escrito fundado” y entregarlo al presidente de la Asamblea
Nacional del Poder popular y miembro del Buró político, que es el único
que tiene que valorar si es fundado el escrito, y entonces es el
responsable de empezar el trámite. Como la ley no regula qué significa
un “escrito fundado” es potestad discrecional de una sola persona, y
nadie más se entera, de la pertinencia o no del pedido de revocación.
Así se cierra la posibilidad de la revocación de un diputado a otro. Por
lo tanto el Sr Arnaldo dice que “impugna” mi artículo, pero solo
demuestra su desconocimiento de la ley que cita y su error analítico.

Las pifias analíticas recurrentes del Sr Arnaldo
El análisis de la política interna cubana y sus diatribas contra los
opositores se sustentan todos en que el Sr Arnaldo da por sentado que la
verdad se encuentra en las declaraciones públicas del gobierno cubano,
sus voceros y en sus leyes, las cuales ni estudia, pero las cita
constantemente para dar un respaldo de legitimidad al gobierno que
califica de totalitario pero a la vez, trata como si fuese un Estado de
Derecho. Un contrasentido lógico y real en el que un régimen totalitario
según el autor, tiene leyes y procedimientos no-totalitarios y además un
discurso de “verdad” en su propaganda. ¿Fuentes de contrastación
alternativas de información sobre el tema?, ninguna.
Para el Sr Arnaldo la propaganda cubana es en sí misma la prueba de
“verdad”, por lo tanto no hay referentes prácticos —testimonios de los
interesados—, ni fuentes alternativas que puedan ser contrastadas con
las “certezas” que él defiende[1]. Este es el núcleo duro de sus pifias
analíticas y éticas cuando se posiciona frente a la realidad y a los
actores sociales que difama.
El Sr Arnaldo copia la propaganda del gobierno cubano contra los
opositores y defiende las leyes totalitarias
En los artículos: “Disidencia y embullo” 11/11/2015, “Máscaras
políticas: movimiento propositivo” 15/09/2015, “Otra pifia analítica:
preguntar y revocar” 03/03/2016, “El caso Payá: otro episodio”
23/07/2015, “Rodiles y Calzón en pax de deux” 19/01/2016, “Resumen de
noticias” 22/12/2015, “El sistema electoral cubano: cerrojos sin llaves”
03/06/2013, “El libro de Carromero” 26/03/2014, “La recurva de
Carromero” 20/03/2013, “La muerte de Payá fue a tiros” 20/02/2013, “El
diablo no se esconde” 05/02/2013, “Muerte de Payá: Amnesia silencio y
confusión” 30/01/2013, “Muerte de Payá, y entierro de Carromero”
24/09/2013, “Muerte de Payá otra vuelta de tuerca” 09/09/2013, “La
transición ya viene llegando” 03/09/2013, “Yoani y el don de la
pertinencia” 15/05/2015”, ¿De qué pueblo habla la oposición?”
06/04/2015, “Nov 2002 Respuestas al proyecto Varela” 20/11/2014.
En estos 18 artículos podrá el lector encontrar la “osmosis” del señor
Fernández con la propaganda cubana y con sus leyes, que no conoce, y la
diatriba personal contra todo el movimiento opositor cubano con los
mismos elementos que maneja el gobierno cubano contra ellos a saber:
salir al extranjero es hacer “turismo”, recibir dinero es ser corrupto y
títeres de intereses foráneos. Hacer campañas ciudadanas, documentos,
reuniones, declaraciones, marchas pacíficas, no tiene sentido porque no
han logrado levantar a la población masivamente contra el gobierno.
Todos estos criterios son los mismos que la propaganda del régimen
utiliza contra los opositores. ¿Tiene alguna razón histórica o de
política comparada?: ninguna.

Las diatribas personales del Sr Arnaldo
En los mismos artículos señalados, podrá encontrar el lector “las
interpretaciones” de Arnaldo sobre los opositores y sus acciones.
– A Rosa María Payá la tilda de sicótica por querer aclarar el asesinato
de su padre y por levantar una campaña por un referéndum.
– A Oswaldo Payá de mentiroso porque según el Sr Arnaldo la Asamblea
Nacional dio respuesta acertada al caso. Arnaldo oculta que el
procedimiento exigía firma ante notario de todos los electores que
firmaron el Proyecto Payá y que los notarios oficiales —los únicos
permitidos— se negaron a hacer su trabajo por miedo a las represalias.
– Contra Antonio Rodiles, es un oportunista por sus aliados, corrupto
(por que recibe ayudas) y farandulero porque viaja.
– Contra Manuel Cuesta Morúa, es igualmente farandulero, porque viaja y
tonto en sus propuestas. Dice que Morúa hace “metatranca”.
– Contra Tania Brugueras, es tonta por sus proyectos y acciones, y en
realidad no fue reprimida porque ya salió del país.
Contra las Damas de Blanco, son corruptas porque reciben dinero,
faranduleras por que viajan y no son seriamente reprimidas porque las
golpizas no son de importancia para Arnaldo.
– Contra Carromero, es un mentiroso y nunca un auto los chocó por atrás.
Mientras no se haga una evaluación internacional del procedimiento hecho
por el gobierno cubano y sus técnicos, en la investigación “del
accidente” nadie puede garantizar que la versión oficial es la verdad.
Pero Arnaldo se casa con ella.
– Contra Elizardo Sánchez es fútil porque recoge las cifras y formas de
la represión pero según Arnaldo no son creíbles. ¿Argumento? el mismo
del gobierno cubano: son siempre los mismos y pocos.
Contra Yoani Sánchez es un fraude y mentirosa porque hace su activismo
en las redes sociales. A esto lo llama Arnaldo “embeleco” que su
significado es engaño o mentira.
– Contra Guillermo Fariñas es un fraude y un mentiroso porque sus
huelgas de hambre no son reales y porque nunca ha conocido ni ha hablado
con Díaz-Canel.
– Contra Orlando Luis Pardo, es un fraude porque salió a Islandia y
tiene nostalgia.
– Contra Elicér Avila, otro fraude porque el aparato represivo del
gobierno cubano no es real. El patriotismo es candor del activista.
– Contra José Daniel Ferrer un mentiroso porque reporta actos vandálicos
contra las casas de activistas de la UNPACU que según Arnaldo no
existen. ¿Fuente alternativa?, Ninguna.
– Contra el Sexto, —para Arnaldo otra burla— porque logró salir de la
cárcel e ir a Miami y donará fondos a los cubanos varados en
Centroamérica y no a los que le han apoyado dentro.

La burla es la pifia analítica de Arnaldo contra todo el movimiento
opositor. ¿Argumentos? Ninguno. No se discuten ideas, se burla de cada
opositor y de sus acciones. No hay un solo análisis de las propuestas de
los opositores, todas son “tonterías” que despacha de un plumazo.

La mentira contra los presos políticos
El Sr Arnaldo en su artículo “El jelengue de los presos
políticos”15/07/2015, afirma, cito: “La Comisión Cubana de Derechos
Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRC) se atrevió a amalgamar a los
presos políticos con Miguel Álvarez y Mercedes Arce, exfuncionarios
castristas listados por “delito sin especificar contra el Estado”, pero
ajenos a motivos políticos y animados por móviles de enriquecimiento
personal.”
Resulta que soy amiga de los hijos de los encauzados y la pareja de
Mercedes Arce y Miguel Álvarez, son presos políticos con sentencia firme
de tribunal militar, con penas de 15 y 30 años de prisión por el delito
de “Atentar contra la seguridad del Estado”. No están sancionados por
ningún delito de corrupción. ¿Cuál es la fuente que no cita Arnaldo?¿Su
fuente es el “decir rumoroso” de la Seguridad del Estado cubano?
En este caso como en los anteriores vemos la “ligereza” general que
utiliza el Sr Arnaldo, y la falta de responsabilidad periodística en sus
escritos. Todo lo que hace el movimiento opositor es inadecuado, nada de
lo que hace tiene sentido. ¿Argumentos?, ninguno. La única opción válida
para el Sr Arnaldo, es que los opositores esperen las elecciones
generales y parciales, para lograr con todo “el pueblo” – lo mismo la
abstención general que su contrario: lograr representantes en el
Parlamento porque el sistema electoral cubano “funciona”, según él, y
los ciudadanos no están maniatados económica, política y jurídicamente.
Las cabinas electorales están “en otro planeta” y por eso los ciudadanos
son absolutamente libres para votar por su candidato preferido, porque
la ley electoral lo permite. Un análisis de un desconocedor de la
realidad cubana.
Como el señor Arnaldo es también desconocedor de los análisis políticos
fundamentados, no se ha enterado que politólogos como Robert Dahl[2]
dicen sobre los activistas más activos y visibles: son siempre una
minoría en las sociedades “abiertas”. Entonces, en las “cerradas”
antidemocráticas, ya son más que numerosos en la sociedad cubana actual.
Los activistas en todas las sociedades son sólo la punta del iceberg
visible de un masivo descontento popular.
Muy “apurado” el Sr Arnaldo con el cambio en Cuba, pero desconocedor de
las posibilidades de la actividad cívica en un régimen totalitario,
tampoco en sociedades “abiertas”, y menos de las leyes que las
imposibilitan.

[1] Los medios informativos como 14 y medio, Cubanet, Diario de Cuba,
Havana Times, no “demonizan” a los opositores como hace la propaganda
gubernamental cubana, ni se burlan sin argumentos de ellos, como hace el
Sr Arnaldo. Así que información alternativa tiene, pero la menosprecia a
favor de la posición oficial del gobierno cubano contra los opositores.
[2] Robert Dahl, La poliarquía, página 120.

Source: Las pifias analíticas de Arnaldo M. Fernández – Artículos –
Opinión – Cuba Encuentro –
www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/las-pifias-analiticas-de-arnaldo-m-fernandez-325197

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *