Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
March 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

Malas noticias para los estudiantes de Contabilidad y Finanzas

Malas noticias para los estudiantes de Contabilidad y Finanzas
ORLANDO FREIRE SANTANA | La Habana | 31 Mar 2016 – 7:29 am.

Acaba de celebrarse la asamblea de balance del trabajo de la Contraloría
General de la República durante el año 2015. El saldo de las auditorías
e inspecciones realizadas constituye un reflejo del desorden existente
en empresas y entidades cubanas: se detectaron 233 delitos, de los
cuales 106 clasifican como hechos de corrupción.

Igualmente se pudo conocer que, de los perjuicios económicos propinados
al patrimonio público, el 33% correspondió al Presupuesto del Estado,
mientras el restante 67% fueron a empresas y entidades. Se recomendaron
un total de 6.614 medidas disciplinarias contra los infractores directos
y sus colaboradores.

Entre las anomalías halladas están los faltantes y pérdidas de bienes,
la existencia de cuentas por pagar vencidas, la inejecución por
negligencia de recursos aprobados para inversiones, pagos indebidos a
trabajadores por cuenta propia, deficiente gestión de los sistemas de
contratación, así como indisciplinas tributarias.

Pero en esta reunión afloró otro hecho inquietante para las autoridades,
tanto o más que las deficiencias antes mencionadas: no se logra
completar la plantilla de auditores que requiere el país. Muy pocos
graduados de las especialidades de Contabilidad y Finanzas quieren ser
auditores, no obstante el número de profesionales y técnicos de esas
materias que se desempeñan en otros cargos, y que podrían quedar
excedentes de profundizarse el proceso de reducción de plantillas en los
distintos niveles de la economía.

Es cierto que los auditores no siempre han encontrado condiciones
favorables para su trabajo. Además de que algunos no cuentan con la
capacitación suficiente, ha sido escaso el apoyo que han tenido en
varios lugares por parte de las administraciones, y ha habido demora en
la aplicación de sanciones a los infractores, lo que a la postre fomenta
el ambiente de descrédito e impunidad.

La realidad indica que los auditores son mal vistos en todas partes,
máxime en una economía como la cubana, donde cada vez aumenta la
magnitud de la economía sumergida —lo que en el argot popular se conoce
como “luchar” o resolver “por la izquierda”—, y además muchas veces son
los propios jefes de las empresas y entidades los que propician o
cometen directamente las violaciones.

Y si difícil resulta hallar auditores para nutrir la tropa de la
Contraloría General de la República, harto engorrosa se torna la tarea
de encontrar a alguien que acepte ser auditor interno de una empresa o
entidad. Porque estos últimos, a diferencia de los de la Contraloría,
son trabajadores de los propios centros que van a ser auditados, y
tienen como triste misión la de vigilar o chivatear a sus compañeros de
trabajo.

Para restarle dramatismo a esa situación, y también con vistas a tener
las manos libres para actuar, muchos jefes emplean a sus auditores
internos en tareas ajenas a la auditoría o el control. Se trata, por
supuesto, de una práctica que no agrada a la señora Gladys Bejerano,
contralora general, quien insiste en que el control interno es
fundamental para detener las irregularidades que se observan por doquier.

Hasta los exespías Gerardo Hernández y Ramón Labañino —que no se sabe a
ciencia cierta qué hacían en esta reunión— se pronunciaron por la
búsqueda de alternativas que permitan paliar la escasez de auditores.

Al final, y como sucede con frecuencia, la cadena tiende a quebrarse por
el eslabón más débil y desprotegido, en este caso los jóvenes que
estudian actualmente las carreras de Contabilidad y Finanzas en las
universidades del país. Porque la señora Bejerano, el ministro de
Educación Superior, Rodolfo Alarcón, y la flamante presidenta de la
Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y miembro del Consejo de
Estado, Jennifer Bello, firmaron un convenio de trabajo para que esos
estudiantes, como parte del servicio social de obligatorio cumplimiento,
una vez graduados se desempeñen como auditores al menos durante dos
años. Pobres muchachos.

Source: Malas noticias para los estudiantes de Contabilidad y Finanzas |
Diario de Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1459371299_21332.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *