Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
March 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Translate (from Es)
Archives

Más de 35.000 cubanos piden un plebiscito en la isla

Más de 35.000 cubanos piden un plebiscito en la isla
Esta tarde está programada una conferencia de prensa en la casa de
Oswaldo Payá. Se darán detalles de las nuevas firmas entregadas al
Parlamento cubano como apoyo al Proyecto Varela
OPOSICIÓN
MIAMI.-LUIS LIONEL LEÓN

Las opositoras Rosa María Rodríguez, miembro del ejecutivo del
Movimiento Cristiano Liberación, y Rosa María Payá, promotora de la
campaña Cuba Decide, acudieron este jueves a la sede de la Asamblea
Nacional del Poder Popular, en La Habana, para hacer entrega de 10 mil
nuevas firmas para el Proyecto Varela.

Las nuevas firmas, junto a las 25.404, que Oswaldo Payá entregara en el
2002 y 2005, suman más de 35 mil firmas de cubanos residentes en el país
que, apoyados en su derecho constitucional, ponen su nombre y número de
identidad para solicitar la realización de un plebiscito en la isla.

¿Qué es el Proyecto Varela?

El Proyecto Varela, creado por Oswaldo Payá, propone la modificación de
algunas leyes con el propósito de poder avanzar en el mejoramiento de la
sociedad cubana, convertir en leyes lo que son ya derechos, establecidos
en la Constitución de la República de Cuba, pero que no se cumplen.

Asimismo el Proyecto Varela propone a los ciudadanos que apoyen la
petición de un referendo, para que sea el pueblo quien decida sobre este
paso de apertura. La Constitución de la República, en el artículo 88 g,
da el derecho a que los ciudadanos realicen esta petición.

El Proyecto Varela convertiría en leyes el derecho a la libre expresión,
a la libertad de prensa y a la libertad de asociación. También el
derecho de los ciudadanos a tener sus empresas, algo que ahora es
privilegio de los extranjeros. Propone, a su vez, una modificación de la
ley electoral nº 72, puesto que ésta es inconstitucional. Además pide
una amnistía para presos políticos, y nuevas elecciones.

Oswaldo Payá explicaba que el Proyecto Varela llevaba ese nombre en
homenaje al Padre Félix Varela, “el hombre que nos enseñó a pensar como
cubanos, quien sembró la primera semilla de la conciencia, la libertad y
la soberanía como derecho del pueblo. Por eso este proyecto lleva su
nombre”.

Cuba Decide

Rosa María Payá, luego de la muerte de su padre, que muchos aseguran fue
un asesinato de Estado, se ha mantenido exigiendo al gobierno cubano le
permita una investigación independiente internacional sobre la muerte de
su padre, con apoyo de diversos foros internacionales.

Hace sólo unos meses, en Costa Rica, durante el congreso de la Red
Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Rosa María recibió un
importante reconocimiento a su activismo cívico al ser electa como
presidenta de esta Red que busca lucha contra el populismo y la
corrupción en la región.

La joven cubana es la principal promotora de Cuba Decide, iniciativa
ciudadana que busca la realización de un plebiscito vinculante en favor
de lograr elecciones libres, plurales y justas en la Isla.

“Cuba Decide no es una organización, ni la define una tendencia
ideológica. Por más de medio siglo los cubanos, que somos un solo
pueblo, hemos sido excluidos de las decisiones políticas, económicas y
sociales que se toman en nuestra nación. Después de la violenta toma del
poder del 1ro de enero de 1959, la autoridad en Cuba nunca ha sido
legitimada en elecciones democráticas. El pueblo cubano nunca eligió
vivir sin libertad. Ningún pueblo ha elegido nunca eso, siempre que se
le pregunte en un plebiscito libre, seguro, competitivo, sin coacción
del Estado ni bajo una cultura del miedo impuesta por la policía
política. El totalitarismo no tolera la participación. Su
gobernabilidad, en tanto casta, depende de la represión a todo nivel
contra aquellos con opiniones e iniciativas alternativas a la élite
oficial. Por eso es liberadora la opción de un plebiscito en Cuba que
nos devuelva la voz a los cubanos, residamos donde quiera que residamos,
con las debidas garantías para que no se cometa fraude: acceso libre a
debatir en los medios masivos nacionales, libertad de asociación, conteo
paralelo de votos, observadores internacionales durante todo el proceso
preparatorio para el plebiscito”, declaró hace unos meses a DIARIO LAS
AMÉRICAS.

Payá está convencida de que sólo a los cubanos les corresponde decidir
sobre los cambios que necesita hoy su sociedad: “Y para que puedan
diseñar un futuro común, primero deben estar garantizados sus derechos
por las leyes, en un ambiente de confianza, cordialidad e inclusión
respetuosa para todos. La transición cubana a la democracia en Cuba no
comenzará mientras los cubanos sigamos excluidos de las agendas pactadas
en secreto entre los poderes globales, con o sin el Embargo
Norteamericano, con o sin la posición común de la Unión Europea. Sobre
la mesa de negociaciones aún falta poner una pregunta clave ante la cual
debiéramos definirnos, seamos o no cubanos. Y es la cuestión de
manifestarnos a favor o en contra del derecho a elegir de los cubanos
que es el “derecho a los derechos” de los cubanos. “Cambios son
derechos”, decía mi padre, “el pueblo de Cuba nunca escogió no escoger”.
Es pues la hora de preguntarle al pueblo cubano: “¿Está usted de acuerdo
con que se convoque a elecciones libres, justas y plurales,
organizándose libremente en partidos políticos y organizaciones sociales
con total pluralidad, sí o no?”.

El Proyecto Varela y la campaña Cuba Decide abogan por el mismo fin:
realizar un plebiscito que, luego de más de medio siglo de dictadura, le
conceda por primera vez a los cubanos el derecho a decidir el destino de
su país.

Source: Más de 35.000 cubanos piden un plebiscito en la isla :: Diario
las Americas :: Cuba –
www.diariolasamericas.com/4847_cuba/3708833_mas-de-35-000-cubanos-piden-un-plebiscito-en-la-isla.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *