Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
June 2016
M T W T F S S
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Translate (from Es)
Archives

Debates no, elecciones libres

Debates no, elecciones libres
Raúl Castro y sus acólitos andan preocupados. El final que se avecina
los tiene con los pelos de punta
Martes, junio 21, 2016 | Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba.- Raúl Castro y sus acólitos andan preocupados. El final
que se avecina los tiene con los pelos de punta. Por eso no saben qué
inventar y luchan para que sobreviva la nueva clase, compuesta por
generalotes, descendientes de la Familia Real y una minúscula parte de
amigos civiles que a última hora saltarán del barco.

Para no variar, reciclaron su invento preferido: un debate, donde en
realidad el pueblo no participa, ni aunque se imprima un tabloide con
880 mil 800 ejemplares basado en documentos ¨de gran complejidad¨.

Tiene razón el economista Carmelo Mesa Lago, al referirse en su reciente
libro La era de Raúl, al pobre desarrollo económico de Cuba en estos
años, a los Derechos Humanos y a la importancia de la carencia de
estadísticas precisas en la prensa nacional, un reflejo de cómo van las
cosas.

Un breve análisis cronológico sobre los graves problemas que afectan a
la dictadura castrista, publicados en la prensa del país, nos dice que:

El 2 de diciembre de 2005, Fidel Castro, de 79 años, encabeza una
ofensiva destinada a frenar la corrupción en el Estado y disminuir las
desigualdades sociales. El 22 de septiembre de 2006, entran en vigor
disposiciones sobre reglamentos disciplinarios internos, en reunión del
Partido Comunista presidida por Machado Ventura y Carlos Lage, llamado
éste ¨indigno¨ por Fidel, años después.

También nos dice la prensa del 3 de abril de 2007, que Raúl Castro
comienza a combatir ¨la indisciplina laboral¨ para reactivar la economía
nacional y que el 31 de julio de 2007, asegura que la Revolución será
eterna, por sustentarse en la unidad del pueblo.

El 22 de agosto de 2007, por orden suya, se publica en la Gaceta Oficial
el Decreto-Ley No. 251, con nuevas medidas disciplinarias para todos los
dirigentes y funcionarios.

Pero en noviembre de 2007, algo insólito, la jefa de la Dirección de
Procesos Penales de la Fiscalía, Osiris Martínez López, descarta que la
corrupción involucre a las altas esferas del poder político. ¨Este mal
—enfatizó— no ha minado la esencia de la sociedad¨.

El 6 de febrero de 2008, el periódico Granma, órgano del Comité Central
del Partido Comunista de Cuba, hace un fuerte llamado a eliminar la
mentira de esa organización.

En noviembre de 2010 Raúl Castro advierte la importancia de las reformas
económicas para la subsistencia de la Revolución, porque de otra manera,
dice, esta irá al precipicio. Ese día autoriza licencias a 178 oficios
por cuenta propia.

8 de julio de 2013: Raúl Castro llama a los dirigentes de las instancias
nacionales hasta la base a que abandonen la facilidad y la inercia en su
conducta y eliminen las indisciplinas.

Así se gobierna en Cuba.

Contradicciones a tutiplén, miedo evidente a que exista una juventud que
desea salir del comunismo, cárceles con paradero desconocido para
dirigentes corruptos, desprecio para los que no piensan igual.

No importa que los fundamentos de la ilegal Constitución de 1976 tengan
como condición no regresar al capitalismo. La fuerza de la necesidad lo
va a exigir cuando Raúl y Fidel sean cenizas.

El origen y la historia de la economía de mercado son tan antiguos como
la vida social del Hombre. Contra eso, estos dos políticos han luchado
durante más de medio siglo, postergando un fracaso que se ve a diario,
un genocidio que ha frenando la prosperidad de un pueblo en aras de una
firmeza ideológica.

El pueblo sí tiene prisa.

Son demasiados años de disparatada receta, los cuales, bajo el mando de
un partido y un solo Comandante, nos han conducido a la ruina económica.
Los nuevos delfines, los favoritos y los que se están colando con sigilo
para una sucesión de mando, hoy desconocidos, dirán la última palabra.

Estos no llevarán a cabo más debates por el futuro de Cuba.
Sencillamente usarán la fórmula más vieja de la humanidad, para saber lo
que piensan todos, a la que teme Raúl y sobre todo su hermano:
Elecciones libres. Única prueba de verdadera democracia.

Source: Debates no, elecciones libres | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/debates-no-elecciones-libres/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *