Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
July 2016
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Translate (from Es)
Archives

La cantaleta del doble rasero

La cantaleta del doble rasero
julio 27, 2016 5:03 pm

Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) Es habitual observar en las
reuniones de la Organización de Naciones Unidades [ONU] que cuando los
temas conciernen a Derechos Humanos, los representantes oficialistas de
Cuba argumentan que sobre Derechos Humanos se emplean manipulaciones de
doble rasero. Pienso que estos representantes tratan de evadir y
transferir la responsabilidad a otros. Los Derechos Humanos constituyen
atributos de las personas, por ende no admiten evasivas.

El pasado 6 de julio en Naciones Unidas, la delegación cubana votó en
contra de una resolución que insta a que se respeten los Derechos
Humanos en el ámbito digital, tanto como en lo físico, en los seres humanos.

¿Qué delegaciones se opusieron? No sorprenden a nadie: China, Rusia,
Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Bolivia, Ecuador,
Venezuela, Burundi, Kenia, Sudáfrica, Congo, Indonesia, India,
Bangladesh y Cuba.

El miércoles 13 de julio, la representante alterna del gobierno cubano
ante la Asamblea de la ONU, Ana Silva Rodríguez, dijo y cito: “La
práctica de los doble raseros la selectividad y la manipulación política
en materia de Derechos Humanos en el pasado terminaron llevando al
fracaso a la antigua Comisión de Derechos humanos de la ONU”.

¿Qué es primero, la persona humana o el Estado? Los seres humanos fueron
primero y por el interés de los humanos, surgió el Estado.

El siglo XX fue testigo de conflictos dolorosos para la humanidad:
guerras, el comunismo, el fascismo, dictaduras en su mayoría militares,
movimientos guerrilleros que en campos y ciudades cometieron actos
terroristas y en el caso colombiano, se convirtieron en una narco guerrilla.

A finales del siglo XX y en los primeros años del XXI, en nuestro
hemisferio hubo triunfos electorales de la izquierda, experiencia esta
que contradice lo esgrimido por los críticos de la democracia liberal,
quienes eran partidarios de la lucha armada porque según decían, solo
los ricos tenían la posibilidad de llegar al gobierno.

La izquierda, más radical en unos países que en otros, de manera
populista logró el poder en elecciones libres. Ya en el gobierno, en
algunos de estos países se aplicaron mecanismos para controlar o
manipular todos los poderes, con el interés de permanecer el mayor
tiempo gobernando.

Las políticas erróneas, manejos impositivos, la corrupción, las mismas
figuras tanto tiempo, incidieron negativamente contra gobernantes
enquistados en el poder. Al parecer, en el futuro se avizoran cambios,
pues ese populismo que ha mostrado un gran apego por eternizarse en el
poder, generó cansancio, desencanto y rechazo en las mayorías.

Hay algo curioso. Cuando la izquierda radical no está en el poder se
aprovecha al máximo de la democracia y de la libertad de expresión, y es
excelente su eficacia en denunciar y exigir cuantas demandas se les
antojan. Sin embargo, cuando llega al poder y se constituye en gobierno,
todo lo cambia para peor y actúa sin límites contra todos esos derechos
que disfrutaban cuando eran oposición en países con libertad y democracia.

Se violan los derechos naturales de las personas, los contenidos en la
Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, en los sistemas
políticos de partido único donde no hay alternancia en el poder y la
ideología impuesta es doctrinaria, con el propósito de involucrar a la
sociedad en sus objetivos ideológicos.

El Partido Comunista de Cuba, durante casi 50 años fue dirigido
personalmente por Fidel Castro y actualmente por su hermano Raúl, quien
es el Primer Secretario del PCC y Jefe de Estado.

La sociedad cubana está regida por una minoría del Partido Comunista en
las máximas instancias. No existe sociedad civil independiente, sino las
llamadas “organizaciones de masas”, que son todas oficialistas y
responden al PCC. Como brazo represor están los órganos de la Seguridad
del Estado.

En Cuba existe un miedo psicológico sembrado desde la niñez. Al no
existir la independencia de poderes, las personas están a merced de lo
que el Estado totalitario a través de los tribunales quiera hacer con la
persona. El poder judicial responde a la Asamblea Nacional del Poder
Popular (ANPP) y esta al PCC.

Para ejercer mayor temor psicológico, está vigente la pena de muerte, la
que ha sido aplicada en estos más de 57 años contra algunos que han
realizado actividades tipificadas en el Código Penal como “delitos
contra la Seguridad del Estado”.

A los opositores los dejan sin empleo, los marginan y vigilan. Todos los
recursos y posibilidades están en manos del Estado. La economía está
centralizada. No existe la libre empresa, los trabajadores por cuenta
propia están sujetos a los controles excesivos y la extorsión por
funcionarios corruptos. El sistema obstruye y vigila a los ciudadanos de
a pie para que no puedan acumular riqueza.

Constitucionalmente, los sindicatos al igual que las demás
organizaciones o instituciones, responden al PCC, por lo que los
trabajadores están desamparados y no pueden reclamar los derechos
reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En Cuba no existe derecho a manifestaciones, protestas o huelgas.

El régimen censura los medios de comunicación y se empeña en dilatar lo
más posible el acceso a Internet en los hogares.

Se podría señalar mucho más, pero este comentario se haría demasiado
extenso.

Hacer mención a supuestas manipulaciones y dobles raseros, no justifica
las violaciones a los derechos esenciales del hombre.
rotravep@gtmail.com; rogeliot@nauta.cu; Rogelio Travieso
*Partido Liberales de Cuba.

Source: La cantaleta del doble rasero | Primavera Digital –
primaveradigital.net/la-cantaleta-del-doble-rasero/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *