Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
August 2016
M T W T F S S
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Translate (from Es)
Archives

Amancebados con la mentira y dispuestos a vivir de ella

Amancebados con la mentira y dispuestos a vivir de ella
agosto 11, 2016 4:53 am

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Más que los denuestos y ofensas
que graznaba desde el micrófono conectado al camión portador de los
amplificadores bocinas etc., llamaba la atención un porrista de las
Brigadas de Respuesta Rápida que portaba un cartel en que acusaba a
opositores y disidentes de no trabajar, entre otras falsedades.

El caso es que en Cuba, el derecho al trabajo es otro entre tantos
derechos conculcados al pueblo por el régimen militar totalitario y
dinástico del empoderado clan Castro. Conservar un empleo en Cuba, está
dado en la aceptación silenciosa de todas las políticas alentadas,
promovidas e impuestas por el clan gobernante.

Quien disiente es cesanteado de forma inmediata e inapelable. El cartel
de marras decía textualmente: “En ningún país del mundo un mercenario
del imperio ostenta los privilegios que pueden disfrutar en Cuba.
Ninguno de ellos trabaja ni presta servicio útil alguno a la sociedad“.
¿Qué les parece?

Cuba adentro esto se entiende muy bien. Aquí sabemos para nuestro pesar,
que significa el término totalitarismo. Pero para aquellos que
felizmente no lo entiendan, por no haberlo vivido, se trata del control
enajenante y totalizador de la sociedad, en cada elemento integrador de
esta.

Quien proyecta, expresa o se afirma en la disensión política frente al
régimen, pierde su empleo. Si al momento no lo tiene, entonces, no lo
conseguirá nunca. El hijo de un disidente tiene grandes probabilidades
de no encontrar acomodo en las universidades para revolucionarios
cubanas. Si ya se encontraba matriculado y estudiaba algo antes de sus
padres ser declarados o declararse disidentes, su permanencia en el
centro de altos estudios de que se trate, será algo más que precaria.

El espació excluyente del totalitarismo castrista lo abarca casi todo o
abarca el todo absoluto, socialmente hablando. No se trata de
discriminaciones por opciones, raza, género, etc., la discriminación que
marca la tónica en Cuba es la política. Se trata de que ellos sean los
revolucionarios y todo en Cuba es para los revolucionarios.

Hasta la atención médica gratuita, a despecho de su gratuidad, es
excluyente para algunos entre los casos ya citados.

Entonces, los paramilitares que a tenor de la vileza en que se fundan,
repiten consignas y cumplen órdenes criminales, están amancebados con la
mentira y dispuestos a vivir de ella. Si dieron el piso que les consagró
en la vileza, arrepentirse no será opción. Conceptuados como traidores,
pagarán un alto costo. El diablo con quien pactaron, no perdonará jamás.

Ellos son también los eslabones más débiles y a nivel más bajo, pero aun
así los mayoritarios, en la cadena sin fin de corrupción irradiada desde
las más altas esferas de poder dictatorial del castrismo.

A pesar de ser revolucionarios y por esta razón tener un acceso
privilegiado a la educación gratuita que oferta con las ya conocidas
condiciones el régimen, regularmente tienen un nivel de instrucción y un
nivel cultural aterradoramente bajo. Suficiente para denostar,
descalificar, golpear y el resto entre la colección escatológica de
actividades a que se dedican en su servicio al régimen.

Para concluir, citemos solo un ejemplo. Berta Soler Fernández, la líder
del Movimiento Damas de Blanco, fue y es una microbióloga de primera. El
caso es que mientras haya castrismo, es y será excluida en términos de
posibilidades de empleo. Así será con cada uno de los que optamos por
cortar las cadenas, ser honrados, pensar, hablar y hasta escribir sin
hipocresías.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Amancebados con la mentira y dispuestos a vivir de ella |
Primavera Digital –
primaveradigital.net/amancebados-con-la-mentira-y-dispuestos-a-vivir-de-ella/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *