Corrupción – Cuba – Corruption
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Calendar
January 2017
M T W T F S S
« Dec    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Translate (from Es)
Archives

Viajar en ómnibus

Viajar en ómnibus
[08-01-2017 19:48:33]
Jorge Bello Domínguez
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

(www.miscelaneasdecuba.net).- Entre las tantas complicaciones que a
diario atormentan al pueblo cubano, el transporte urbano es una de las
más embarazosa, ya que de él depende el traslado masivo de todos los
ciudadanos a sus diferentes actividades diarias, como: centros de
trabajo, escuelas, universidades, hospitales, etc.
En el pasado mes de septiembre de 2016, algunos funcionarios
pertenecientes al Ministerio del Transporte (MITRANS), participaron en
el conocido programa Buenos Días que sale al aire por el canal 6, en el
horario de las 6:30 de la mañana y tiene una duración de dos horas.
Durante ese tiempo los encargados del Departamento de Información y
Publicidad del MITRANS, junto con periodistas y conductores, dieron a
conocer al pueblo toda una serie de medidas que se llevarían a cabo para
mejorar la situación en lo que respecta a transportación de pasajeros en
ómnibus urbano.

Dentro de las regulaciones dadas a conocer mencionaron un nuevo
organigrama que pretende ubicar ómnibus urbanos en las líneas de
transporte que más congestión tengan, lo que ayudaría a evitar que los
usuarios se vean obligados a trasladarse en vehículos pertenecientes al
sector privado, porque es una realidad que los precios de los pasajes no
están al alcance del bolsillo del cubano de a pie, o sea el que vive de
su trabajo. El objetivo principal estaría vinculado con la ayuda que
esto significaría para la economía de trabajadores y estudiantes que
cumplen con sus obligaciones diarias.

Pero la realidad, aunque se nos presente triste, es que nada de esto se
ha cumplido una vez transcurridos casi cuatro meses; lo que no hace más
que corroborar lo que se le ha venido demostrando al cubano en estos 57
años, que el régimen no cumple con sus promesas, aunque estén vinculadas
con el bienestar del pueblo.

En la localidad donde vivo, en el municipio de Güira de Melena, que
pertenece a la provincia de Artemisa; salir de la Terminal de Ómnibus es
una verdadera odisea, solamente se puede viajar en camionetas
particulares, la mayoría del siglo pasado lo que contribuye a que hagan
sentir a los pasajeros como que está siendo trasladada una manada de
animales.

Pero no es solo en mi localidad donde esto ocurre, también es cotidiano
para los que viven en otros municipios de la provincia como Alquízar,
Caimito, Bauta, San Antonio de los Baños, solo por mencionar algunos,
donde contar con ese elemental servicio se ha vuelto una pesadilla.

De lunes a viernes, es frecuente ver –en mi comunidad- el andén de carga
para pasajeros, abarrotado de estudiantes, trabajadores y demás personal
a la espera del “emblemático” ómnibus articulado, que deja a todos
embarcados por falta de combustible, una excusa utilizada con frecuencia.

Sin embargo, mientras que los trabajadores estatales se empeñan en
repetir la consigna del régimen de: “Yo soy Fidel”, mantienen un alto
nivel de corrupción que afecta de forma general la sociedad, como por
ejemplo el controlador de frecuencias del antes mencionado andén, para
buscarse “el peso”, realiza cualquiera labor fuera de su contenido de
trabajo, menos la de proveer al viajero de información, por cuya función
recibe un salario.

Por no dejar de tener afectaciones los pasajeros, también están los
porteadores privados, que no tienen asignación estatal de combustible,
pero trabajan todos los días de la semana y necesitan resarcirse del
precio oficial que deben pagar, aunque en algunos casos –tal y como dijo
Ricardo Cabrisas, ministro de Economía, en la última sesión de la
Asamblea Nacional del Poder Popular, “el desvío y el robo,
lamentablemente están presentes”; muchos de ellos se abastecen del
propio Estado.

En estos momentos, aprovechando la falta de guaguas y en complicidad con
los inspectores estatales, cobran hasta el doble de la tarifa permitida
–hay que recordar que se intervino en ello de forma oficial, cuando
comenzó la escasez de combustible, para topar los precios de los pasajes.

Pero la afectación del transporte se extiende a otros sectores, como la
educación; más de veinte alumnos que deben cubrir a diario la ruta
Güira-Artemisa, que residen en el Consejo Popular Mallorquín, quedan sin
otra opción para asistir a la escuela, ya que cuentan en estos momentos
con el autobús escolar y dependen solo de esta ruta privada. En
ocasiones, me contó el estudiante Ariel Fernández, no tienen otra opción
que virar para sus casas.

Según se informó al país a finales de año, esta situación difícil y
complicada para el pueblo, no se va a solucionar en el corto plazo, por
el contrario, tiende a aumentar la falta de combustible y de ómnibus.

Source: Viajar en ómnibus – Misceláneas de Cuba –
www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/587289813a682e0d5002e523#.WHNq7_krL6Q

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *